Activado el plan de emergencia en Salamanca en previsión de posibles nevadas por la mañana

Nieve en las calles

Preparadas más de 200 toneladas de sal en las instalaciones del Servicio Municipal de Limpieza situadas en Villamayor, en el Parque de Maquinaria y en varios locales del servicio municipal distribuidos por toda la ciudad.

Ante la posibilidad de que la ciudad de Salamanca se vea afectada en el día de mañana por la nieve, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se ha activado el protocolo de actuación previsto para esta situación.

 

El Consistorio tiene almacenadas más de 200 toneladas de sal en las instalaciones del Servicio Municipal de Limpieza situadas en Villamayor, en el Parque de Maquinaria y en varios locales del servicio municipal distribuidos por toda la ciudad para su rápido esparcimiento.

 

Cabe destacar, además, que para llevar a cabo este dispositivo se dispone de 10 barredoras con cuchilla quitanieves, 3 máquinas con cuchillas quitanieves, 7 furgonetas Daylis Caja con cuchilla y repartidores de sal, 2 camiones con cuchillas, 2 camiones con pluma y cuchillas, 1 camión Multivol con cuchilla y dispositivo para almacenar y repartir sal y 1 camión 4x4 de la brigada de acción inmediata. Este material se completa con carritos individuales para el esparcimiento manual de sal por parte de los barrenderos si así fuera necesario.

 

La actuación comenzaría, como en otras ocasiones, por los hospitales, centros de salud, servicios de emergencia y vías principales. Posteriormente, se continuará con calles secundarias con menor tránsito peatonal y tráfico.

 

RECOMENDACIONES TUBERÍAS EXTERIORES

 

El Consistorio informa, además, de una serie de recomendaciones para evitar las incidencias que puedan provocar las posibles bajas de temperaturas en la ciudad en el caso de que los contadores de agua o las tuberías exteriores particulares no estén suficientemente aislados. Los ciudadanos que tengan conducciones de agua o contadores a la intemperie o susceptibles de sufrir problemas de congelación, deben estar protegidos con algún material aislante.

 

Asimismo, si no se va a hacer uso del agua durante un periodo prolongado, otra medida habitual de prevención, consiste en cerrar la llave de paso y vaciar las tuberías particulares, para que no quede agua en su interior.