Acalorado debate en torno a la situación económica del Ayuntamiento

Raúl Jiménez tomó posesión como nuevo concejal en sustitución de Fran Blázquez

El PSOE criticó en el último pleno el aumento del gasto corriente tras aprobar por unanimidad facturas por valor de 303.000 euros de años 2013, principalmente, pero también del 2012 y 2011, mientras el alcalde, José Antonio Jiménez Barcala, recordó que en estos años se ha tenido que reconocer deudas de legislaturas anteriores por valor de 500.000 euros

El pleno del Ayuntamiento de Peñaranda aprobó anoche por unanimidad el reconocimiento extrajudicial de deuda de facturas de 2013, principalmente, y algunas de 2012 y 2011. Se trata de un proceso legal que se lleva a cabo en todas las instituciones públicas, ya que en ocasiones se acaba el presupuesto previsto para determinadas partidas y para pagar a esos proveedores de ejercicios anteriores es necesario reconocer ese crédito.

 

El alcalde de Peñaranda, José Antonio Jiménez Barcala, explicó que "este reconocimiento extrajudicial de deuda es modélico, al contrario que en la legislatura anterior, ya que todas las facturas estaban registradas". Además, acusó al PSOE de que "el Partido Popular tuvo que pagar en 2012 el canon de la Confederación Hidrográfica del Duero del 2009 y 2010, aprobando reconocimientos de 500.000 euros de facturas de la anterior legislatura".

 

El portavoz del Grupo municipal Socialista, Isidro Rodríguez Plaza, mostró su preocupación por el aumento del gasto corriente del Ayuntamiento y afirmó que si se hubieran contabilizado estas facturas "el resultado ajustado del presupuesto no hubiera sido positivo, y el remanente de tesorería se hubiera incrementado en vez de rebajado". Rodríguez Plaza explicó que "el gasto final 2.200.000 sobrepasando más de 300.000 euros previstos, por lo que tendremos que controlar el capítulo de gastos corriente, porque si no se desvirtúa la liquidación del presupuesto que se aprobó".

 

El primer edil peñarandino afirmó que "es de chiste", comparar la situación económica del Ayuntamiento actualmente, con la forma de gestionar los fondos públicos en la legislatura pasada. Precisamente, el portavoz del PSOE mostró su preocupación por la morosidad de facturas pendientes de pago a proveedores ya que "en el segundo trimestre se acumulaba 742.000 euros en facturas pendientes de pago, que unido a los 125.289 de las que hemos aprobado hoy y que no estaban pagados supone 867.000 euros, más lo que hubiera reconocido de años anteriores".

 

A este aspecto, el alcalde le contestó que esta situación se debe puntualmente al retraso en el pago de impuestos que gestiona Regtsa, algo que se solucionará este mismo año. Además, afirmó que "vuelve al pasado, cuando lo que quiero es cuidarle aunque sea porque ha sido alcalde". "No tiene nada que ver esta falta de liquidez con la de la legislatura pasada" dijo José Antonio Jiménez Barcala y se preguntó "qué tiene que ver esta situación, con la refinanciación de 800.000 euros porque no tenía ni para intereses, qué tiene que ver con el aumento del 100% de la operación de tesorería, ya que no tenía ni para las nóminas, por qué motivo estamos pagando en esta legislatura las multas de Hacienda y la Seguridad social de la legislatura pasada, pero qué tiene que ver la falta de liquidez de esta legislatura con la anterior".

 

El portavoz del PSOE le pidió al alcalde que el resto de concejales de la corporación y los asistentes al pleno no se merecían el tono y las formas. Y añadió que "menos mal que ya queda poco de aguantarle", a lo que el alcalde le respondió "que si se iba ya", a lo que Rodríguez Plaza le dijo que "a lo mejor le echan a usted". El alcalde de Peñaranda le recordó que "a usted ya le han echado", y el portavoz socialista añadió que "a mí me han elegido siete veces, lo que no le elegirán a usted".

 

OTROS ASUNTOS

En el pleno también tomó posesión de su acta como concejal, Raúl Jiménez, tras la dimisión del Francisco Blázquez. Por otro lado, se aprobó una modificación el presupuesto para que se pueda construir una rotonda en San Lázaro en vez de cambiar el acerado de la avenida de Salamanca, y que las fiestas locales el próximo año fueran el miércoles de ceniza y la festividad de San Miguel Arcángel. 

 

El grupo municipal socialista se quejó de que no se convocan plenos ordinarios cada dos meses, como se autorreguló en la constitución del pleno, a lo que el alcalde respondió que si no ha habido pleno ordinario, se ha celebrado uno extraordinario con ruegos y preguntas, que es como si fuera lo mismo.

 

Por su parte, el Partido Socialista presentó varias mociones como una en favor de la ampliación del ARI, que fue aprobada por unanimidad, al igual que otra en torno al canon a autores que tienen que pagar las bibliotecas públicas, mientras que las que solicitaban el aumento de las becas para estudiantes y sobre el cambio de la ley electoral para elegir el alcalde de forma directa, no contaron con el voto a favor del PP. Además, una moción sobre la situación de Palestina fue retirada por el Partido Socialista.

 

El PSOE preguntó al alcalde por la situación en la que se encuentra la reapertura del matadero municipal, a lo que Jiménez Barcala comentó que hay una empresa interesada en adquirir las acciones de Cárnicas Peñaranda lo que supondría su reapertura, y afirmó que "la situación actual es fruto de la legislatura anterior, cuando no se cobraba el agua, ni el canon, ni se daba licencia de las obras que se llevaron a cabo".

 

También los socialistas preguntaron por el nuevo gabinete de prensa, a lo que el alcalde de Peñaranda les respondió que se ha contratado una empresa para poner al día la web que estaba anticuada, en una línea de trabajo que ya se preveía en 2007. Además, dijo que costará 500 euros mensuales, a lo que la concejala socialista, Carmen Ávila de Manueles, le respondió que con ese dinero se podría mejorar los contratos que hace el Ayuntamiento, y el portavoz socialista le dijo que hay dos informáticos que podían hacer la puesta en marcha de la web.