Acaip: "El director de la prisión de Topas pone en riesgo la integridad física de los funcionarios"

El sindicato de prisiones denuncia que las medidas "autoritarias" llevadas a cabo por el nuevo director del centro, José Luis Castejón, generan crispación entre los presos. Uno de ellos quemó un colchón en una celda de aislamiento provocando daños materiales y riesgo para la salud de los funcionarios.

El sindicato de la pridión de Topas en Salamanca, Acaip, ha enviado un escrito en el que denuncia "el rechazo a algunas de las medidas implantadas desde la llegada de José Luis Castejón, Director del C.P. de Topas, por las que se obliga a sentarse a los internos de una determinada forma en los comedores de los módulos y a los trabajadores a ordenar mediante palmadas que se sienten", indican.

    

Asimismo, prosigue el texto, "entendemos que dicha medida es innecesaria actualmente y está generando situaciones de crispación innecesarias, que ya han ocasionado incidentes regimentales por parte de internos, que han puesto en peligro la integridad física de trabajadores del centro".

    

"Queremos dejar claro que no estamos en contra de la disciplina que debe de existir en un centro penitenciario, pero pensamos que debe de producirse en su justa medida y siempre de forma ponderada para evitar tensiones innecesarias. Esta circunstancia ya ha sido comunicada a la Dirección del Centro en diferentes reuniones en las que la mayor parte de los sindicatos nos hemos posicionado en contra de las mismas", argumentan.

    

De este modo, denuncian que el último incidente se produjo el pasado día 15 de diciembre, "a la hora del desayuno, cuando el Subdirector de Seguridad ordenó a un interno del módulo 6 sentarse al fondo del comedor en presencia del resto de internos del módulo. El interno respondió tirando la taza del desayuno al suelo, motivo por el que se ordenó su traslado al Departamento de Aislamiento previo cacheo".

    

Al realizarle dicho cacheo, "el interno comenzó a golpear violentamente paredes, cristales... en el cuarto donde se estaba llevando el cacheo con una silla con las patas de hierro. Afortunadamente no logró golpear a ningún trabajador", denuncia Acaip.

    

El pasado jueves, el citado interno "prendió fuego al colchón de su celda, que ocasionó el bloqueo de la puerta y abundante humo en el Departamento de Aislados. El incidente obligó a actuar a los trabajadores de servicio en dicho módulo que, gracias a su actuación, así como al del personal de mantenimiento, pudieron abrir la puerta evitando que pudiese haberse sufrido algún daño mayor a personas e instalaciones".

 

Como consecuencia del humo que se generó, denuncia Acaip, "se debió trasladar al resto de internos al patio para evitar que pudiesen intoxicarse y varios trabajadores debieron acudir a la enfermería del centro y el propio interno debió ser llevado al hospital de Salamanca, donde pasó la Nochebuena. La celda y la galería donde se produjo el incidente has quedado dañadas por el humo".

 

 

    

Ante esta situación, el sindicato Acaip se ha opuesto igualmente, y así se le ha comunicado en reiteradas ocasiones a la Dirección, "a la colocación en dichas galerías de varias cancelas de apertura manual tras las puertas mecanizadas, debido al peligro que conlleva ya que en el caso de incidentes de este tipo, con la posible quema de un colchón junto a la puerta, se dificultaría o imposibilitaría la apertura de la misma al crecer el hierro con el calor. Este hecho retrasaría su apertura y podría dar lugar al fallecimiento del interno que estuviese en su interior. La medida fue instalada inicialmente en varias celdas de Aislamiento y la Dirección quiere repetirla en el Departamento de Enfermería".