Acaip desmiente las cifras del Gobierno sobre la capacidad de la cárcel de Topas, que presenta sobrepoblación

(Foto: Acaip)

Un informe del Ejecutivo publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales señala que la capacidad del Centro Penitenciario es de 1.782 reclusos cuando en realidad solo puede acoger 1.008.

El hacinamiento o el exceso de presos en la cárcel de Topas sigue siendo una realidad. Al menos eso es lo que señalan a este diario fuentes del sindicato de prisiones Acaip, que destacan además que los datos hechos públicos por el Ejecutivo "son falsos" ya que estos indican que la capacidad del centro penitenciario asciende a 1.782 reclusos cuando en realidad es de solo 1.008.

 

Esta afirmación del Ejecutivo aparece publicada en el Boletín Oficial de las Cortes Generales señalando que el número de presos de la cárcel de Topas asciende a 1.311 cuando la capacidad del Centro Penitenciario es de 1.782, a fecha 13 de septiembre de 2013.

 

"Estos datos podemos decir con rotundidad que son falsos; sí es cierto que la cifra de ocupación ronda los 1.300, eso sí, pero la capacidad de esta cárcel es de 1.008 reclusos, por lo que hay más de los permitidos". Así de tajantes se muestran desde el sindicato Acaip ante esta publiación del Ejecutivo central, que revela además que la mayoría de las cárceles españolas no presenta sobrepoblación.

 

"Se trata de falsear los datos, no hay duda; desde el año 1995 que se creó esta cárcel no se han realizado reformas y mucho menos ampliación de los 14 módulos ya existentes", denuncian desde Acaip.

 

Es más, en la página web de Instituciones Penitenciarias aparecen los datos relativos a la cárcel de Topas, indicando una capacidad para 1.008 reclusos y con 142 celdas complementarias, pero que "no computan en ningún caso para la contabilidad de los presos y de la capacidad de la cárcel", indican desde Acaip, por lo que el Gobierno se contradice en la publicación de estas cifras.

 

"MÁS DE 1.900 PRESOS"

 

Por último, desde Acaip también denuncian que el nivel más elevado de reclusos en el centro penitenciario de Topas "tuvo lugar en el verano de 2009, cuando había más de 1.900 presos", cifra que significa casi el doble de su capacidad total.

 

No hay que olvidar que la ley penitenciaria establece que cada preso debe estar en una celda, o lo que es lo mismo, que no puede haber más de un recluso en cada una de ellas. "Eso no se cumple; en Topas, la mayoría de las celdas están ocupadas por dos presos salvo excepciones como los módulos de aislamiento o los que cuentan con presos más peligrosos", concluyen desde Acaip.