Acaip denuncia la "no sustitución" de funcionarios de prisiones y su elevada edad media

Centro penitenciario de Topas, en Salamanca (Foto: Félix Rivas)

El sindicato de la cárcel salmantina también destaca que después de muchas reivindicaciones se reparará el sistema de seguridad de las celdas que ponía "en peligro a funcionarios y presos".

El sindicato de funcionarios la prisión de Topas, Acaip, ha vuelto a mostrar su disconformidad con la situación que viven los trabajadores de la cárcel, que demanda un aumento de los trabajadores que mantienen contacto directo con los presos ya que su cifra desciende con el paso de los años "y no hay sustitución".

 

"La edad media de los funcionarios de Topas es la segunda o tercera más elevada de España y no se sustituyen, lo que provoca un mayor riesgo en las medidas de seguridad con los propios funcionarios y entre los presos. El Gobierno no incluye nuevos trabajadores y esto crea una situacion de incertidumbre", señalan desde el sindicato.

 

Según fuentes consultadas por TRIBUNA, los funcionarios de prisiones que mantienen contacto con los presos se jubilan o pasan a segunda actividad a los 57 años "porque así lo marca lo establecido y la proporción de funcionarios por presos se va a ver seriamente afectada en solo un par de años por esta reducción".

 

En la actualidad, se trabaja para la inclusión de Instituciones Penitenciarias como sector prioritario en plazas como los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado (Policía y Guardia Civil) y llegar a una tasa de reposición del 10%.

 

También protestan por la nueva ley de seguridad ciudadana que pretende, según Acaip, terminar con la seguridad pública de los centros, en el caso de Topas se encargaba la Guardia Civil, por personal privado.

 

MEJORAS EN LA PRISIÓN

 

Por otro lado, desde el sindicato Acaip denuncian que desde la creación del centro penitenciario en 1995 no se han ejecutado apenas mejoras y celebran el dinero que se ha destinado para arreglar el sistema de apertura de las celdas, que pone "en claro riesgo tanto a funcionarios como a presos", para lo que se han destinado más de 4 millones junto al sistema de calefacción del centro que abandonará el gasóleo por el gas.

 

Por último, Acaip destaca que esperan que las obras comiencen en el mes de abril de 2014 "aunque tendremos que esperar para ver si se cumple la palabra que se nos ha dado".