“Abrimos el Ayuntamiento y damos servicio a los ciudadanos… que no es poco”

Víctor Manuel Pacho valora de modo positivo dentro de la crisis del consistorio el trabajo realizado en este periodo

Las cuentas del ayuntamiento de Trabanca siguen sin salir un año después de la llegada a la alcaldía de Víctor Manuel Pacho “porque la herencia recibido no ha podido ser peor y estamos todavía pagando las consecuencias y la deuda es aún mayor por el pago a proveedores ya que tenemos que pagar más intereses al banco”.

La deuda asciende a más de un millón de euros, “que para un pueblo de apenas 250 habitantes es una barbaridad pero creo que la gente que está trabajando en el ayuntamiento ha hecho una labor muy buena”, señala.

De hecho, Víctor Manuel Pacho reconoce que es casi un “milagro que el consistorio esté abierto todos los días para dar servicio a los ciudadanos en cuestiones relativas a paliar los problemas con la sequía y realizar aquí los trámites pertinentes. Eso ya es mucho”.

Por ello, desde hace un año y hasta un tiempo indefinido, la austeridad marcará las actividades de este municipio que celebrará el 16 de julio una fiesta “gastando lo menos posible, con actividades para niños y jóvenes y con una disco móvil con reproductores del ayuntamiento que serán los propios jóvenes los que los manejen. No queremos dejar de hacer cosas pero no podemos gastar dinero y por eso hay que tener imaginación”, señaló Pacho.

Desde su llegada al Ayuntamiento, el alcalde de la localidad ha denunciado la situación de las cuentas “heredadas del anterior primer edil, José Luis Pascual, como los problemas con la guardería o el agua”, que provocó una pequeña revolución en la localidad.

No obstante, y según asegura el propio alcalde, el ayuntamiento tardará varios años en recuperar la normalidad económica.