Aborto- El magistrado conservador del TC Andrés Orellana dice que tendrá que emitir un voto particular sobre el dictamen

El magistrado del TC Andrés Orellana
El magistrado conservador del Tribunal Constitucional, Andrés Orellana, ha augurado que tendrá que emitir un voto particular al dictamen sobre la Ley del Aborto y, en este sentido, ha rechazado que surjan nuevos derechos "que socavan instituciones sociales" basándose en el principio de no discriminación.
MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El magistrado conservador del Tribunal Constitucional, Andrés Orellana, ha augurado que tendrá que emitir un voto particular al dictamen sobre la Ley del Aborto y, en este sentido, ha rechazado que surjan nuevos derechos "que socavan instituciones sociales" basándose en el principio de no discriminación.

"Creo que es un asunto de bastante gravedad que he tenido ocasión de exponer en alguna que otra deliberación no muy lejana y tendré ocasión de exponerlo también en un voto particular", ha indicado.

Así lo ha precisado durante su intervención en la presentación del libro 'La libertad religiosa en España y en el derecho comparado" (Iustel), coordinado por Orellana y la profesora Cristina Hermida del Llano, y que ha tenido lugar en la sede de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.

Orellana ha alertado de que en la sociedad española se ha pasado "del peligro de que un totalitarismo colectivista anule lo jurídico al peligro de que un radicalismo individualista destroce instituciones de una gran dimensión social".

"Es algo a lo que nos estamos enfrentando quizá sin darnos cuenta y que, partiendo de la no discriminación en el artículo 14 de la Constitución, surjan nuevos derechos que en el fondo lo que están haciendo es socavar instituciones sociales", ha remarcado.

Por otra parte, ha destacado la importancia de tener en cuenta la naturaleza humana pues, según ha indicado, si se ignora, puede tener consecuencias graves y, en este sentido, ha señalado que, si el matrimonio se puede disolver, podía esperarse que también llegaran a aprobarse las uniones entre personas del mismo sexo.

"Si el matrimonio dejó de ser indisoluble, por qué no va a dejar de ser heterosexual o monógamo, todo es cuestión de esperar", ha apuntado.

En esta línea, ha añadido que, "si no hay un punto de referencia objetivo, todo es posible" y ha subrayado que "lo que no cabe es quedarse con cuarto y mitad de naturaleza humana".