Abel y Germán ya sienten el frío de Guijuelo

Los jugadores llegan cedidos como moneda de cambio de Ochoa y quieren minutos para demostrar su valía en el campo.

El CD Guijuelo ya tiene a sus dos nuevos fichajes en casa procedentes de Tenerife por lo que ya sienten y conocen el frío de esta provincia. “Nada más llegar nos hemos puesto el gorro y la bufanda pero nos adaptamos rápido porque tenemos muchas ganas de jugar al fútbol y demostrar lo que valemos”.

 

Así de optimistas se mostraron ambos futbolistas a su llegada a Salamanca en torno a las 17.30 horas de este martes, donde el presidente del club, Jorge Hernández, les esperaba para trasladarles a la que será hasta el 30 de junio su nueva casa. Se trata de Abel (medio centro) y Germán (delantero), que llegan para darlo todo.

 

De hecho, el jugador que llega en sustitución de Ochoa es Abel, y está considerado en la isla como el mediocentro de futuro del equipo. No en vano ha renovado su contrato hasta 2015 y llega con ilusiones renovadas. “Me gusta mucho tener la pelota y jugar al fútbol y sé que la adaptación va a ser rápida porque llegamos con muchas ganas de hacerlo bien y de contar con los minutos que no hemos tenido”, señala el jugador.

 

Abel reconoce que necesita jugar al fútbol “y espero que esta etapa en el Guijuelo me sirva para crecer como jugador y poder ganarme la confianza del entrenador para poder empezar a jugar como antes”, dijo. En cuanto al frío de Guijuelo señaló: “Es cierto que venimos de la isla con buenas temperaturas pero nos vamos a adaptar enseguida; ése no va a ser un problema”, concluyó.

 

Por su parte, Germán que llega para reforzar la maltrecha delantera del CD Guijuelo, se mostró también muy optimista y ya está deseando jugar. “Sé que no va a ser fácil hacerme con un hueco para jugar pero lo voy a intentar al máximo porque no he tenido minutos y yo disfruto jugando al fútbol. Por eso, prometo trabajo y más trabajo para ayudar en lo que pueda al Guijuelo, y si hago goles, mejor”.

 

Además, para él, el frío de Guijuelo tampoco será un problema porque es “algo que no influye cuando jugamos al fútbol”, reconoce.

 

Lo que sí tienen claro ambos es que llegan a un equipo con un objetivo muy diferente el del Tenerife, como es salvar la categoría. “Después de los últimos resultados, el Guijuelo está en la zona media de la tabla y desde ahí se pueden hacer grandes cosas y nosotros venimos a ayudar a conseguirlo”, señalan.

 

Desde este miércoles se pondrán a disposición de Sito para empezar los entrenamientos con el grupo.