¡A Tabera unas elecciones no le joroban la Navidad!

El alcalde del pueblo salmantino Tabera de Abajo, José Antonio Sánchez Gil, se niega a designar mesas electorales en caso de que se repitieran unas terceras elecciones el próximo 25 de diciembre.

José Antonio Sánchez Gil, alcalde de Tabera de Abajo (Foto: Tomada de Espejo Público)

José Antonio Sánchez Gil, alcalde de un pequeño municipio salmantino, Tabera de Abajo, lleva al frente del Ayuntamiento desde hace ya 34 años y afirma que nunca había tenido que tomar una decisión tan "tajante" como la de llevar a pleno la "negación de designar mesas electorales en el caso de que se repitieran unas terceras elecciones en Navidad".

 

Además, el primer edil de esta localidad enclavada en la comarca de Ledesma de poco más de cien habitantes, ha reconocido que esta moción se ha aprobado "como una llamada de atención a los políticos".

 

-¿Cómo surgió la idea?

 

-"De una forma muy peculiar, me encontraba en un bar tomando un vafé y hablando de las elecciones con gente del pueblo, todos coincidíamos en lo mismo, en una época como esa, la gente no quiere estar de nuevo sentada en una mesa... y el problema no es votar, sino no poder estar con tu gente en Navidad".

 

-La decisión...¿es una llamada de atención a los políticos?

 

-"Totalmente, si hubiera que ir a votar el día 25 de diciembre a las urnas me parecería una falta de respeto a los ciudadano. Creo que no le importamos absolutamente a ningún partido".

 

-Cuando lo llevaron a pleno ¿se aprobó por unanimidad?

 

-"Claro, cuatro de los cinco concejales integrantes del Ayuntamiento de Tabera de Abajo cuatro del PP y uno del PSOE, aunque faltó una edil del PP, aprobamosn por unanimidad la moción por la que niega a designar mesas electorales".

 

-¿Esto lo permite la Ley?

 

-"Queremos respetar la ley y si la Junta Electoral nos obliga, no vamos a desobedecer lo que se nos imponga".

 

-¿Alguien del PP le ha pedido explicaciones?

 

-De momento no e imagino que no lo harán, porque lo único que se busca con esta decisión es que se respete a los vecinos, sólo faltaría que el día 25 de diceimbre tengamos que estar votando, en vez de con nuestras familias, ya sería lo último".