A seis puntos del ascenso, el Helmántico ofrece una ocasión única para la Unión

OPORTUNIDAD. El equipo afronta tres partidos de Liga consecutivos en casa en apenas diez días. UNA CUENTA PENDIENTE. Esta campaña sólo ha ganado una vez de manera seguida dos partidos como local
T. S. H.

Algunos rivales se escapan pero si hay una oportunidad para recuperar el terreno perdido es la que se le ofrece ahora a la Unión que, por caprichos del calendario y también de la nevada que obligó a aplazar el encuentro ante el Castellón, debe disputar tres encuentros seguidos en el Helmántico en apenas diez días. Nueve puntos en juego que valen su peso en oro porque si la Unión es capaz de hacer valer ese porcentaje de favoritismo que se le da siempre al equipo local puede dar dar un salto impotante en la clasificación.

En todo caso la empresa no será sencilla porque si algo le está costando a la UDS esta temporada es mostrarse regular en su feudo. De hecho, y aunque en jornadas alternas, tan sólo ha conseguido sumar dos victorias consecutivas como local –en las jornadas seis y ocho frente a Nástic y Huesca como rivales–, y en su feudo ha perdido tres encuentros y ha empatado otros dos de los nueve que ha disputado. La última vez que la Unión sumó tres victorias seguidas en su casa fue en el primer tercio del pasado campeonato liguero en el que fue capaz de enlazar seis partidos seguidos en casa con victorias, circunstancia clave para que se mantuviera en el liderato muchas de esas jornadas. Después, como mucho, dos partidos seguidos sumando de tres en tres y más empates y derrotas que victorias.