A punto de dejar la oscuridad: cuando Barcelona está más 'cerca' de Madrid que Salamanca

Imagen de la llegada del tren desde Madrid a Salamanca el 22 de octubre, con 30 minutos de retraso

La llegada de la Alta Velocidad a Salamanca hace olvidar problemas con los que los viajeros de tren han vivido hasta el año 2015. La nefasta red de comunicación por línea férrea hace que Barcelona esté 'más cerca' de Madrid que Salamanca.

Que Salamanca es una de las provincias españolas más olvidadas en cuanto a grandes proyectos, crecimiento, comunicaciones e inversiones económicas de España es algo obvio. Únicamente basta con analizar la red de comunicaciones por carretera, aire y ferrocarril desde esta provincia para darse cuenta del abandono y la dejadez por parte de los políticos que solo han podido traer la Alta Velocidad en el año 2015. O lo que es lo mismo, acercar la capital salmantina a la de España menos de 1 hora y 20 minutos... hecho para el que han transcurrido muchos más años de los debidos.

 

De hecho, hasta este momento, llegar a Madrid procedente de Barcelona por línea férrea (505 km. en línea recta entre ambas capitales) supone menor tiempo que hacerlo desde Salamanca a la capital de España, cuando su distancia es de apenas 200 kilómetros. Sí, la realidad se viste de este color hasta ahora en una Salamanca que busca dejar atrás la oscuridad.

 

El tren que transporta viajeros desde la capital de España a Salamanca y viceversa cuenta con una tecnología rudimentaria que provoca que el tiempo de viaje sea, como mínimo de 2 horas y 30 minutos, aunque los retrasos son más que habituales. Uno de ellos tuvo lugar el pasado 22 de octubre, cuando el tren que sale de Madrid a las 21.15 horas llegó a Salamanca pasadas las 00.15 horas, con un retraso de más de 30 minutos por problemas técnicos que no permitán al ferrocarril circular a más de 80 kilómetros en muchos tramos... en pleno año 2015.

 

A partir de próximas fechas, la Alta Velocidad llega a Salamanca y permitirá conectar a la capital charra con el 'mundo' en un tiempo más que razonable (menos de 1h y 20') del centro del país en una inversión y proyecto que se han dilatado mucho en el tiempo y con el que habrá que esperar resultados. La luz al final del túnel está cerca aunque sea ya muy tarde...