A prisión uno de los dos acusados por un violento atraco en un chalé

Juzgados. El otro detenido quedó en libertad con cargos tras declarar ante el magistrado de Guardia.
E. G.

Uno de los dos hombres detenidos acusados de un violento atraco registrado a primeros de febrero en una vivienda ubicada en Aldeaseca de la Armuña ingresó ayer en el centro penitenciario de Topas, después de prestar declaración por los hechos en el Juzgado de Instrucción de Guardia. Mientras, el segundo implicado quedó en libertad con cargos, según informaron fuentes cercanas al caso.

Los dos implicados fueron detenidos en la tarde del pasado jueves. Tras permanecer una noche en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil acudieron en la tarde de ayer a las dependencias judiciales. El imputado, de iniciales H. I., que ingresó en el centro penitenciario de Topas, está acusado de un delito de robo con violencia, otro de robo con fuerza, a lo que se añaden otros dos delitos de hurto de uso de vehículo y de tráfico de drogas, ya que en el registro de su domicilio hallaron una tanita –pieza utilizada en las básculas para pesar las sustancias–. El otro acusado, cuyos datos de filiación se desconocen, quedó en libertad con cargos. Ambos negaron ante el magistrado de guardia los delitos que se les imputan.

Los hechos se remontan a la madrugada del día 6 de febrero, cuando presuntamente los dos arrestados abordaron a un hombre de mediana edad, en torno a las 04.00 horas, cuando la víctima regresaba a su vivienda, ubicada en el Camino de Mozodiel, en el municipio de Aldeaseca de la Armuña, según señalaron en su momento fuentes de la investigación.

Al parecer, la víctima fue abordada en el paraje de Las Bellidas, cuando salía de su vehículo. Los asaltantes, que actuaron encapuchados para evitar se reconocidos, le llevaron hasta su domicilio, donde le maniataron y amordazaron, además de propinarle fuertes golpes y de amenazarle con una pistola y un cuchillo, según informaron las citadas fuentes.

Los asaltantes, dos hombres que según denunció la víctima tenían acento español y parecían jóvenes, revolvieron la vivienda hasta conseguir el botín, compuesto por más de 10.000 euros, además de diversas joyas.

Una vez conseguido el dinero, los atracadores dejaron a la víctima encerrada en su vivienda y huyeron en el coche de ésta.

Posteriormente, el afectado consiguió liberarse de las ataduras y pedió auxilio a sus vecinos.

Tras denunciar los hechos ante la Comandancia de la Guardia Civil e iniciarse las oportunas investigaciones, horas después los agentes encontraron el turismo en un camino próximo al campo de golf del municipio de Villamayor.

Tras un mes de investigaciones, los agentes de la Guardia Civil de Salamanca detuvieron el pasado jueves por la tarde a los presuntos autores de este atraco, esclareciéndose otro de los robos con violencia e intimidación que se han registrado en la provincia en los últimos meses.