A prisión un conocido descuidero tras cometer 12 robos en un mes

26 antecedentes. El detenido, salmantino de 39 años, actúa en los edificios públicos y se apodera de todos los efectos de valor que encuentra. Durante este año. Ha sido aprehendido en cinco ocasiones
E. G.

La Policía Nacional detuvo en la madrugada del pasado jueves a un conocido descuidero, J. J. C. H., acusado de cometer doce robos en poco más de un mes. En lo que va de año, el sospechoso ya ha sido detenido en, al menos, cinco ocasiones –contabilizando ésta última– por sustraer presuntamente objetos de valor de los edificios públicos, aprovechando los descuidos. Tras declarar en el Juzgado de Guardia, el juez decretó su ingreso en prisión preventiva, según informaron fuentes de la Comisaría Provincial de Policía.

Los hechos ocurrieron en torno a la 01.30 horas, cuando los efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana, que se encontraban realizando labores de prevención, identificaron al arrestado, J. J. C. H., de 39 años, en la calle Melilla. Tras comprobar que se encontraba reclamado por la Brigada de Policía Judicial –acusado de siete hurtos y cinco robos con fuerza perpetrados en lugares públicos desde el 27 de junio– procedieron a su detención.

El detenido, con 26 antecedentes, es un conocido delincuente. Preferentemente comete hurtos al descuido en edificios públicos, facultades, colegios y residencias, hospitales y hoteles, en definitiva, lugares donde la afluencia de personas le permite pasar desapercibido. Aprovechando que en numerosas dependencias de estos edificios no se encuentran permanentemente sus usuarios, pero que están abiertas, el detenido consigue apoderarse de carteras con dinero, ordenadores portátiles, pequeños electrodomésticos y otros efectos. Acto seguido, abandona los lugares con la misma facilidad que proporciona la presencia de otras personas. En ocasiones, se tapa la cara con alguna prenda o periódico cuando observa cámaras de seguridad, según las citadas fuentes. En otras ocasiones, en estos mismos lugares o en domicilios de fácil acceso, cuando no encuentra abiertas las puertas o ventanas, las fuerza para apoderarse de los efectos mencionados. El arrestado, tras prestar declaración ante el Juzgado de Instrucción de Guardia, ingresó en la cárcel de Topas, donde permaneció durante un tiempo en otra ocasión por los mismos hechos.

Cinco detenciones en el año
El arrestado es un delincuente conocido por los agentes de la Policía Nacional debido a sus constantes actos delictivos, que se remontan, en lo que va de año, a principios del mes de enero, cuando fue sorprendido por los vigilantes de un apartahotel ubicado en la calle Peña de Francia robando en el interior de un coche estacionado en el párking, diversas herramientas y alimentos del complejo hotelero. El abril, fue detenido de nuevo por robar efectos valorados en 500 euros del interior de un coche descapotable aparcado en el párking del citado hotel. Diez días después de este último arresto fue sorprendido revolviendo las habitaciones del centro de madres solteras de Santa Marta. El 17 de mayo fue arrestado por sustraer presuntamente un proyector en la Facultad de Farmacia.