A Marcos Márquez le esperan con los brazos abiertos

NEGOCIACIÓN. Su agente seguía ayer tratando de cerrar todo con Las Palmas
TERESA SÁNCHEZ

Tal y como confirmó su agente a este diario el pasado lunes, la llegada de Marcos Márquez al Salamanca podía demorarse aun un par de días pero nadie podrá evitarlo. Y no porque no haya habido intentos puesto que hasta ayer mismo alguno de los clubes que han querido ficharle han estado lanzándole sus propuestas. Recreativo y Xerez lo han intentado pero la decisión de Marcos Márquez está tomada y en el vestuario blanquinegro ya se sabe. De hecho algunos como el que será su propio técnico o el hombre que pugnará con él por el puesto de delantero –Óscar Cano y Linares–, se atrevieron a hablar sobre lo que puede aportar este matador del área al Salamanca.

Mario, el otro deseado
Y si la llegada de Márquez se considera importante, no menos la del mediocentro ofensivo. Cano hablaba ayer de las opciones: “Manejamos varias opciones. Es de un perfil que ya ha salido en prensa. Tratamos de incorporar a alguien que sea capaz de recibir entre líneas, que dé algo de lo que de momento adolece el equipo, de lo que tiene Quique Martín, que es capaz de hacer jugar a los demás. Por llamarlo de alguna manera, ocurrente, con talento”. El perfil y el jugador que ha salido es Mario Rosas, que como Márquez negocia su salida de su club y tiene en Salamanca puesta la cruz de su destino.