A juicio un portugués por no pagarle 300 euros a un taxista y encima pedirle 150

Reincidente. El acusado ha tenido juicios similares. Delito. Simula que la Benemérita le retuvo su camión y tuvo que pedir dinero y que lo llevaran a casa
E.G.

Un hombre, conocido en el ámbito judicial por diversos delitos similares, se sienta esta mañana, a partir de las 11.00 horas, en el banquillo de los acusados por un delito de estafa. Presuntamente, el imputado utilizó los servicios de un taxista, le pidió dinero y, finalmente, no se lo devolvió, según informaron fuentes jurídicas.

Según el escrito de calificación del Ministerio Público, el imputado, un portugués, cuya identidad responde a las iniciales L. M. G. M. utilizó los servicios de un taxista para realizar un viaje por varios puntos de la ciudad. Por dicho trayecto la carrera ascendió a 300 euros. Posteriormente, el acusado, le comentó que necesitaba 150 euros para un gasto urgente y solicitó al taxista que se los prestara. Sin embargo, el imputado consiguió zafarse de la presencia del conductor y supuestamente huyó sin devolver la cuantía. Por estos hechos, el Ministerio Público solicita para L. M. G. M., una pena de un año y seis meses de prisión acusado de un delito de estafa.

En el mes de abril del pasado año, el acusado no pudo acudir a un juicio –estaba acusado de estafar presuntamente a dos taxistas 150 euros– debido a que el día anterior había sido detenido por la Policía Nacional por un presunto delito de estafa y hurto.

Según informó la Policía Nacional tras su arresto, L. M. G. M., de 46 años, contactaba presuntamente en gasolineras o zonas de descanso con camioneros o taxistas de su misma nacionalidad y simulando ser camionero les comentaba que había sido multado por la Guardia Civil, careciendo de dinero para abonar la multa y argumentaba que los agentes le tenían retenido su coche.

Con este argumento conseguía dinero y las víctimas le trasladaban a la dirección que les indicaba, desapareciendo no sólo con la cantidad que le prestaban, sino en algunas ocasiones, también con las carteras, móviles y otros efectos de la víctima sustraídos al descuido. Al imputado le constan 14 antecedentes y ya ha sido arrestado en varias ocasiones por delitos de la misma tipología.