A juicio un policía local por causar lesiones a un hombre en una disputa de tráfico

Audiencia Provincial. Junto al agente también se sentarán en el banquillo el denunciante, por un delito de atentado, y su compañero por desacato
e. g.

El próximo día 3 de mayo, un policía local se enfrenta en la Audiencia provincial a tres años de cárcel acusado de agredir presuntamente a un hombre, que también será juzgado junto a su compañero por lesionar supuestamente a dos agentes e insultarles en una disputa de tráfico, según informaron fuentes jurídicas.

Según el escrito del Ministerio Público los hechos sucedieron el 24 de marzo de 2008, en la calle Trilingüe, en la capital, donde supuestamente el turismo de los dos ciudadanos acusados, de iniciales F. J. M. M. y J. C. N., se encontraba mal estacionado. Cuando los agentes de la Policía Local procedieron a tramitar la denuncia se produjo supuestamente una discusión. Presuntamente, J. C. N. insultó a los policías, mientras que F. J. M. M. supuestamente además de insultar a los agentes en un momento dado le propinó un manotazo a uno de los agentes causándole lesiones que tardaron cuatro días en curarse.

La Fiscalía solicita para F. J. M. M. una pena de dos años de prisión por un delito de atentado y 160 euros en concepto de indemnización por las lesiones causadas al agente. Mientras, J. C. N. se enfrenta a 30 días de multa a razón de 15 euros diarios por una falta de desacato a la autoridad.

El letrado que representa al Ayuntamiento y, por tanto al agente lesionado, solicita ara J. C. N. 30 días de multa y para F. J. M. M. 18 meses de prisión y una multa de 45 días, además de la responsabilidad civil.

En este conflicto judicial además de los dos imputados será juzgado uno de los policías locales, que fue denunciado por F. J. M. M. Según el denunciante, durante la disputa derivada del incidente de tráfico, uno de los agentes le golpeó causándole lesiones en la cabeza, el vientre, la muñeca y la rodilla derecha, tardando en curarse cinco días. La acusación particular solicita tres años y un día de prisión para el agente por un delito de detención ilegal, dos meses de multa a 20 euros diarios por una falta de lesiones, además de indemnizar al denunciante con 1.000 euros por las lesiones, 600 euros por las secuelas y 6.000 por los daños morales.