A juicio tres jóvenes implicados en una pelea con armas blancas

Calificación. Los imputados, dos de nacionalidad marroquí y un español, se enfrentan a una pena conjunta de doce años y medio de cárcel
E. G.

Tres jóvenes declararán esta mañana ante el magistrado de lo Penal número Uno acusados de un delito de lesiones. Los tres imputados presuntamente participaron en una pelea, con empleo de armas blancas, en la que resultaron heridos dos de ellos, uno con pronóstico grave.

Los hechos sucedieron en la madrugada del día 6 de julio de 2008, en el interior del servicio de un bar ubicado en la calle Consuelo. Según informó en el momento de los hechos la Policía Nacional, la pelea comenzó en torno a las 06.20 horas, en los baños del establecimiento hostelero. Presuntamente uno de los acusados, de nacionalidad española y cuya identidad responde a las iniciales A. V. G., de 23 años, tuvo un altercado –por causas que se desconocen– con otros tres jóvenes, de nacionalidad marroquí. Fruto de la reyerta, en la que se emplearon armas blancas, A. V. G., resultó herido de gravedad.

El agresor –se desconoce por el momento cuál de los tres jóvenes de nacionalidad marroquí fue el que apuñaló a A. V. G.–, que huyó del lugar de los hechos, apuñaló en el costado al joven en el interior de las instalaciones del pub. Mientras abandonaba los baños, el agredido consiguió salir al exterior donde fue observado por numerosos testigos, quienes resaltaron en sus llamadas al Servicio de Emergencias de Castilla y León 112 que sangraba “abundantemente” por el pecho, donde presentaba la herida provocada por un arma, y la boca, tras llevarse las manos a la cara.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron patrullas de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía, acompañados de una UVImóvil del Sacyl. El herido se encontraba consciente en el momento de la llegada de los sanitarios, aunque requirió ser trasladado con carácter de urgencia hasta el Hospital Clínico debido a la herida de arma blanca que presentaba.

El agresor consiguió huir del lugar de los hechos, aunque posteriormente fue localizado. Tras las investigaciones policiales, finalmente están imputados los cuatro participantes en la reyerta.

Además de A. V. G., otro de los implicados en la pelea también presentó cortes en diversas partes del cuerpo.

En la vista oral, que se celebra esta mañana en la Sala de lo Penal número Uno, a partir de las 9.45 horas, se sentarán en el banquillo de los acusados tres de los implicados, ya que el cuarto ha sido expulsado a su país de origen. Aunque según señalaron los testigos y por las heridas que presentaban los lesionados en la pelea se emplearon armas blancas, éstas no se pudieron encontrar en el lugar de los hechos.

El Ministerio Público solicita para dos de los imputados, de nacionalidad marroquí y de iniciales S. B. y M. B., una pena de cuatro años y seis meses de cárcel para cada uno. Mientras, el otro de los acusados, A. V. G., se enfrenta a una pena de prisión de tres años y medio, según informaron fuentes jurídicas.