A juicio por estallarle un vaso a un joven en la cara en un establecimiento hostelero

 
E. G.

Un joven, cuya identidad responde a las iniciales J. D. C. S., se enfrenta en la mañana de hoy a una pena de dos años de cárcel por presuntamente estallarle a otro un vaso en la cara mientras se encontraban en un establecimiento hostelero.

En concreto, los hechos que se le imputan ocurrieron el pasado año cuando la víctima. L. P. B., natural de Cáceres y estudiante de la Universidad de Salamanca se encontraba junto a algunos amigos en un bar ubicado en la calle Gran Vía. En el mismo establecimiento se encontraba también el agresor, quien sin un motivo aparente, se giró hacia el grupo y golpeó a uno de los jóvenes con un vaso en la cara. Debido al impacto, el contusionado tuvo que ser trasladado al Hospital Clínico ya que presentaba diversas lesiones en el rostro. Ya en el centro hospitalario, la víctima tuvo que ser intervenida para retirarle algunos cristales incrustados.

Por estos hechos, el Ministerio Público solicita una pena de dos años de prisión para J. D. C. S., por un supuesto delito de lesiones, así como una indemnización económica que asciende a los 5.000 euros por los daños tantos físicos como morales que sufrió el lesionado.

Por su parte, la acusación particular reclama la pena de tres años de prisión para el acusado y el pago de 23.000 euros al acreditar que la víctima presentaba cicatrices en el rostro provocadas por el impacto del vaso. Finalmente, el letrado de la acusación, solicita la libre absolución alegando que su cliente no fue el autor de los hechos.

La vista oral está prevista que se celebre a partir de las 10.45 horas de hoy en la Sala de lo Penal Uno, en los Juzgados de Colón.