A juicio dos gallegos por robar y maniatar a una familia en su casa

El próximo martes. La Fiscalía solicita para cada uno de los imputados cinco años de prisión. Mayo de 2009. Los acusados presuntamente entraron en la vivienda con un cuchillo y una pistola
E.G.

Dos gallegos se enfrentan el próximo martes a una pena conjunta de diez años de prisión por un delito de robo con violencia e intimidación. Los imputados presuntamente entraron en una vivienda de Santa Marta de Tormes y tras maniatar a un matrimonio y una niña, robaron diversos efectos.

Los delitos por los cuales sendos acusados, A. V. A. de 31 años –en el momento de los hechos– y natural de Vigo y J. A. C. C., de unos 34 años y natural de Ferrol, se sentarán en el banquillo de los imputados sucedieron el 14 de mayo del pasado año. Ese día, los procesados presuntamente irrumpieron en un inmueble ubicado en la localidad de Santa Marta de Tormes, armados con un cuchillo y una pistola, además, iban encapuchados.

En ese momento, en el domicilio se encontraban un matrimonio y una niña, que fueron amordazados y maniatados con ‘bridas’ de plástico para evitar que pudieran pedir auxilio. Posteriormente, los presuntos autores del delito separaron a los miembros de la familia en distintas dependencias de la vivienda.

Según fuentes de la Benemérita, en el momento del robo, los acusados presuntamente exigieron que los propietarios les entregaran el dinero que tuvieran. Una vez conseguido el botín, consistente en diversas joyas, móviles y más de 2.600 euros en metálico, salieron huyendo del lugar dejando atadas a las víctimas, que consiguieron zafarse de las ligaduras y avisar al centro operativo de la Guardia Civil. Según fuentes policiales, el secuestro se mantuvo aproximadamente una hora.

Un día más tarde, el 15 de mayo, el grupo especializado en delincuencia organizada localizó a uno de los arrestados, J. A. C. C. y registró su domicilio ubicado en la calle Federico Anaya, incautándose entre otros efectos de un cuchillo, varios paquetes de bridas y objetos robados del domicilio asaltado.

A primera hora del día 4 de junio, los agentes irrumpieron en el domicilio de A. V. A., ubicado en la localidad alicantina de El Campillo, procediendo a su detención, incautándole una pistola, objetos robados, documentación de diferentes personas y una placa de Policía.

Tras prestar declaración, sendos detenidos ingresaron en la cárcel de Topas, donde permanecen en la actualidad.

Por estos hechos, la Fiscalía solicita una pena de cinco años para cada uno por un delito de robo con violencia e intimidación y una multa por un delito de lesiones causadas a una de las víctimas.