A finales de mes comienza la reforma del entorno de la plaza del Mercado

En la última semana del mes está previsto el inicio de la metamorfosis a la modernidad del entorno del Mercado Central, desde las entrañas hasta la superficie, a través de la renovación de la red de agua y alumbrado público y la peatonalización de algunas vías aledañas.
A. R. L.

El Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local o Plan E favorece la apuesta del Consistorio para acometer una obra con un presupuesto de 2,4 millones de euros que ejecutará PAS, Infraestructuras y Servicios en un plazo de ocho meses.

El proyecto cuenta con el beneplácito de la comisión territorial de Patrimonio y anuncia la peatonalización de las calles Obispo Jarrín, San Juan de la Cruz y, parcialmente, Varillas, al tiempo que la parte trasera del Mercado Central se destinará para la zona de carga y descarga de los vehículos que surtan de materia prima a los puestos del céntrico recinto de abastos, para permitir en el resto de la jornada el tránsito de los viandantes, al igual que el lateral norte del recinto de minoristas, en el que se trasladará la parada de taxis hacia las proximidades de la Plaza Mayor, tras la intersección con Pozo Amarillo.

Para tomar el pulso a la dimensión del proyecto, el concejal de Fomento, Salvador Cruz, subrayó en la presentación de la obra que la red de saneamiento y la de abastecimiento de agua potable son antiguas, tanto, que la instalación de la primera data de hace más de 30 años, mientras que la segunda se encuentra en un estado precario por la antigüedad de los materiales y el envejecimiento debido a los vertidos con cantidades de grasas y materia orgánica como consecuencia de la proximidad del Mercado Central.

Con esta obra, las calles Varillas, Obispo Jarrín, San Juan de la Cruz, y las plazas del Ángel y del Mercado se beneficiarán de la instalación de dos tuberías de enormes proporciones.

El proyecto también contempla la colocación de una rampa para alcanzar la escalera que permite el acceso a la Plaza Mayor por el esquinazo de los Portales de San Antonio, salvando de esta manera los pronunciados peldaños existentes y que permiten descender hasta un extremo de la calle Pozo Amarillo.

Esta actuación, que permitirá lavar la cara al entorno de la plaza del Mercado complementa a las ejecutadas, con los mismos fondos del Estado, en las calles Íscar Peyra, Prado y Juan del Rey, mientras que San Pablo estrenó en Semana Santa la sustitución del adoquinado por pavimento, aunque en esta ocasión con cargo a las arcas municipales.

Por otro lado, la obra en ciernes posibilitará la incorporación de arbolado con diferentes especies en varias vías peatonales de nuevo cuño del recorrido previsto de actuaciones por parte del Ayuntamiento para aumentar el perímetro del centro urbano cubierto de adoquín o losa de granito gris, como es visible desde hace tiempo en algunas arterias comerciales de la capital, el caso de Zamora, Toro, Arco o Rúa Mayor, todas céntricas.