A escena el desafío liguero

La obligación de ganar. Hacerlo y esperar que llegue el tropiezo de Rivas es condición para lograr al menos la segunda plaza
T. S. H.

En la temporada de un equipo importante se suceden los retos importantes. Sin apenas descanso. Una semana más lo puede comprobar el Perfumerías Avenida que tras alcanzar hace apenas tres días, por segunda vez en su historia, los cuartos de final de la Euroliga, apenas ha tenido tiempo para la celebración y vuelve a la pista para afrontar otro partido relevante.

El desafío que se marcó el equipo salmantino en la competición continental ya se ha cumplido pero el que tiene en la Liga aún está por conseguirse. El reto del plantel que dirige Jordi Fernández es tratar de llegar al play off por el título clasificado entre los dos primeros y lograrlo ahora pasa por no fallar en ningún encuentro y esperar el tropiezo de Rivas –ambos equipos están empatados pero el madrileño tiene el average a su favor y por eso ocupa la segunda plaza–.

Que el equipo salmantino falle en Würzburg no es fácil pero con rivales como el de esta tarde hay que tener especial cuidado. Avenida recibe a Olesa Espanyol, conjunto clasificado en la sexta posición y que arriba a Salamanca con una racha de cuatro victorias consecutivas. Además cuenta en sus filas con una de las jugadoras más en forma del momento, la pívot Iva Perovanovic. La montenegrina se presenta en Würzburg después de haber conseguido hacerse con el MVP en las tres últimas jornadas frente a rivales como Gran Canaria, Ibiza y Estudiantes. Habrá que ver si frente al interior salmantino puede estar en unos números próximos a los que marcó en esos partidos –promedió 21 puntos y ocho rebotes–. Además Perovanovic no viene sola porque junto a ella destaca la recuperación de Silvia Morales o la interior norteamericana Maslowski, una de las jugadoras que más sorprendió en la primera vuelta. En las filas del Perfumerías Avenida todas las jugadoras están disponibles después de haber disfrutado de una sesión de trabajo regenerativo el pasado jueves y haberse centrado en la preparación del encuentro en las dos sesiones de ayer. Pensando en todo el calendario que le queda al equipo por delante lo bueno sería que en el encuentro de hoy las rotaciones llegaran y fueran efectivas. Jugadoras como Silvia Domínguez, cuyo desgaste el miércoles fue tremendo, agradecerían el respiro que se la pueda ofrecer. Eso sí, ante todo está el ganar este partido y frente a Olesa seguro que habrá que apretar los dientes y se espera lo mejor de cada una.