A D'Alessandro le gustaría estar en el proyecto de Hidalgo si sale adelante

Jorge D'Alessandro repasó la situación del fútbol en Salamanca en el programa "De tú a tú", en La 8 de CyLTV.

No suele hablar en balde cuando de fútbol se trata, y por eso cualquier reflexión de Jorge D’Alessandro es interesante. Así cabe calificar sus palabras en torno a la actualidad futbolística en Salamanca, en la entrevista emitida en la noche de este martes en CyL8 en el programa ‘De tú a tú’. 

 

Jorge D’Alessandro, uno de los jugadores más importantes de la historia de la Unión Deportiva Salamanca y también uno de los técnicos que ha sido referencia en su historia reciente, repasa muchos momentos de su vida. En la entrevista habló de su llegada a la Unión, a Salamanca, de cómo encontró una segunda casa en la ciudad y, como no, también de lo que ha sucedido con el club de su vida. 

 

Precisamente, asegura que no se arrepiente de haber estado tantos años ligado a un mismo club, al contrario, y señala: “El problema que vive el Salamanca en este momento tiene que ver mucho con no haber mirado atrás en la historia. Se ignora que ha tenido unas raíces tremendas”.

 

Indudable su relevancia como jugador, repasó sus tres etapas en el banquillo dejando ‘perlas’, como mostrar su desacuerdo con los que dicen que aquel equipo que cogió tras la destitución de Juanma Lillo, en Primera División, ha sido de los que mejor fútbol han hecho en la Salamanca. “Con aquella alineación era imposible que jugara bien al fútbol. Es imposible que fuera el que mejor jugaba al fútbol”

 

Reconoce que de su última etapa le queda la espina clavada porque “ahí me debí quedar, pero tampoco hubo el brote para que me quedara. Siempre me faltó algo y yo soy muy susceptible. Esperaba que existiera el amor de padre y no existió”, señala en la entrevista. “Entonces se crearon los cimientos para construir el mejor Salamanca y como siempre en esta ciudad se desaprovechó”. Además negó que fuera por Balta por el que no siguiera en el Salamanca. “No era Balta la persona indicada, él era un trabajador más del club”.

 

Jorge D’Alessandro responde con un “sí” a la pregunta de si trabajaría para el proyecto de Juan José Hidalgo si sale adelante. “Creo que sí, para mi es un buen momento para empezar algo diferente porque se pueden hacer grandes cosas. Con muchísima humildad, porque lo que no voy a hacer es mentir a la gente”.

 

Entiende a quienes se oponen a este proyecto, pero manda un mensaje entorno a la necesidad de aunar intereses: “Esto es muy complejo. No caigamos en la trampa de por egoísmos, por ser protagonistas, por querer buscar en la parte romántica, caer en lo que pasó en Logroño por esta ruptura. Somos pobres, alguno tendrá que ceder y dialogar, y valorar lo que defienden unos y otros, pero el mensaje tiene que ser de unidad. Puede molestar que el equipo sea de una persona pero no podemos dividir nuestras fuerzas para quedarnos en nada. Tenemos que unirnos para hacer un Salamanca único. Hay experiencia en sitios donde salió mal y el ejemplo es el Logroñés. Ese camino no conduce a ninguna parte. Hay que ser inteligente”, finaliza.