“El mayor castigo para una gimnasta es no entrenar un día”

Las atletas del Club RĂ­tmica Salamanca empiezan una nueva temporada con grandes objetivos y la temprana llegada de sus primeros ĂŠxitos

Para las chicas del Club Rítmica Salamanca la gimnasia rítmica “es su vida, les encanta”, así lo cuenta Soraya Bernal, la presidenta del club quien indica: “El mayor castigo que les puedes poner es no entrenar un día”. Así de contentas están las más de ochenta deportistas que se dedican a la rítmica, ya que el pasado mes el club ha arrancado una nueva temporada.

La primera de las competiciones, de nivel regional, tuvo lugar el 4 de noviembre en Zamora con unos resultados magnĂ­ficos: dos oros y un bronce. Las atletas ahora pasarĂĄn a preparar uno de los torneos mĂĄs importantes de EspaĂąa, el Euskalgym en Bilbao, que se celebrarĂĄ el prĂłximo 10 de noviembre. Las gimnastas realizarĂĄn representaciones en grupos de cinco en que coordinarĂĄn cada uno de sus movimientos tanto con el mismo aparato como con aparatos mixtos.

El Campeonato de Castilla y LeĂłn de circuĂ­to base y circuito 'A' disputado en Zamora los resultados para los tres conjuntos salmantinos que presentaban han sido excelentes. El conjunto infantil base ha sido campeĂłn de Castilla y LeĂłn, el alevĂ­n 'A' ha logrado la medalla de bronce y el infantil 'A' ha logrado tambiĂŠn el campeonato de Castilla y LeĂłn. AdemĂĄs de conseguir estos grandes resultados que posicionan al Club RĂ­tmica Salamanca como uno de los mejores de la comunidad, han conseguido el pasaporte directo a los campeonatos de EspaĂąa, ya que para eso habĂ­a que conseguir estar en los cuatro primeros puestos. Los campeonatos de EspaĂąa se celebran en Zaragoza del 23 al 25 de noviembre (el Campeonato de EspaĂąa de conjuntos base) y en CastellĂłn del 14 al 16 de diciembre (el Campeonato de EspaĂąa de conjuntos circuito 'A').

Con estos objetivos comenzaron a entrenar este agosto las gimnastas federadas, las de nivel avanzado en posición de competir. Las demás miembros del club han comenzado sus clases a partir de este mes. Este año, el grupo cuenta con más de 80 deportistas. “Poco a poco vamos creciendo”, nos explica Ana Rincón, una de las entrenadoras.

En el club hay gimnastas de todos niveles y edades. La mayoría de las chicas tienen entre 4 y 18 años y se dividen entre 3 niveles: iniciación, base y federadas. Las practicantes de este deporte suelen empezar de pequeñas: “Mi hija comenzó con cuatros años y sigue ahora con trece,” nos comenta Rincón. Sin embargo, hacen hecho hincapié en que no hace falta que uno tenga experiencia previa para disfrutar de esta actividad.

Además, ha explicado que participar no implica que uno tiene que competir: “Tenemos a atletas que participan como actividad extraescolar y otras de manera competitiva”. Las más competitivas, son muchas horas las que invierten en el afinamiento de sus habilidades. Las más avanzadas practican cinco días a la semana. Su mayor dificultad no es tanto el entrenamiento en sí, sino encontrar un sitio en el que puedan practicar adecuadamente.

De momento el grupo pasa la semana entre el polideportivo, Julián Sánchez El Charro, y el pabellón deportivo de Villares de la Reina. A parte de la falta de sitio el club también se enfrenta a altos costes de financiación por falta de patrocinadores. En este caso el peso económico recae principalmente sobre los padres de las chicas. Aun así “merece mucho la pena”, insiste Bernal.