“Acierto de Rajoy”, “sorpresa” o “buen conocedor de Bruselas”, palabras de las OPA hacia Arias Cañete

Negociar una PAC justa para los que viven del sector agroganadero y solucionar el problema de los intermediarios, dos de los reclamos

No lo va a tener fĂĄcil el nuevo Ministro de Agricultura del gobierno de EspaĂąa. Arias CaĂąete se enfrenta a serios problemas derivados de una mala gestiĂłn anterior y de la coyuntura econĂłmica actual, en un escenario en el que los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA) de Salamanca valoran su llegada a una cartera antes inexistente.

Por ello, “acierto de Rajoy”, “sorpresa” o “buen conocedor de Bruselas” son solo algunas de las palabras que le han dedicado el presidente provincial de Asaja, Vicente de la Peña; el secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez; y el secretario provincial de UPA, Guillermo González.

El primero de ellos, De la Peña, hace hincapié en el claro “acierto de Mariano Rajoy porque se trata de un gran conocedor de todo lo que se cuece en Bruselas y un buen negociados que esperemos que sepa defender los derechos de los agricultores y los ganaderos españoles de cara a la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC)”, señala.

Arias Cañete ya conoce los entresijos de Europa porque fue Ministro de Agricultura en tiempos de Aznar (200-04) y negoció la actual PAC. “Creo que tiene el perfil adecuado y lo principal que debe conseguir es un reparto justo de las ayudas pero también debe hacer hincapié en el fin de las cuotas de la remolacha, el vino o la leche, de vital importancia para los profesionales. Además, no tiene el listón muy alto porque se han perdido muchas oportunidades en los últimos siete años”, concluye De la Peña.

Su nombramiento, “una sorpresa
Por su parte, Aurelio Pérez no es tan optimista como el presidente de Asaja y la Cámara Agraria y tilda de “sorpresa” el nombramiento de Arias Cañete, porque “no hay que olvidar que fue este ministro el que negoció la PAC del periodo 2005-13 que llevó un recorte en los presupuestos aunque se garantizaron las ayudas todos esos años. Debe defender un reparto justo de las ayudas de modo que los que verdaderamente viven del sector reciban estas subvenciones. No es normal que en España haya 900.000 perceptores de la PAC y solo un tercio vive del sector”, destaca.

Pérez destaca que hay que seguir el camino de Francia o Alemania donde solo poco más de 300.000 profesionales son perceptores de las ayudas. “Tampoco debemos olvidar que fue él quien liberalizó los mercados y gestionó no de una manera muy acertada el problema de las ‘vacas locas’. Tiene un pasado atrás y le deseo la mejor suerte aunque espero que corrija los errores que ha cometido anteriormente”, dice Pérez.

Asimismo, no se puede permitir que la media de edad de los profesionales sea de 55 años porque así “no se puede sostener un sector como éste”.

“Buen profesional” pero debe trabajar
Por último, Guillermo González señala que Arias Cañete es un “buen profesional y no hay duda de que sabe negociar en Bruselas porque ya lo hizo en su anterior etapa pero no debe cometer errores del pasado y gestionar mejor crisis como la de las ‘vacas locas’ donde solo dejó contentos a los profesionales de ganado bravo, al resto no”, señala.

Para González, uno de los factores principales debe ser el reparto justo de las ayudas de la PAC porque lo que no “podemos permitir es que terratenientes o jubilados se lleven unas ayudas en detrimento de los que trabajan en el campo. Eso no se puede permitir, ni mucho menos y contra eso hay que luchar”, dice.

No obstante, Arias Cañete se va a estrenar con el problema de la PAC y “si hace las cosas bien tendrá todo nuestro apoyo, pero si no, seremos muy críticos con él y no le apoyaremos”, concluye.