99.000 gargantas despiden a Xavi Hernández

Cuando Xavi entró al terreno de juego en el minuto 55 del partido, en sustitución de un renqueante Andrés Iniesta, fue ovacionado por todo el estadio.

Los capitanes de FC Barcelona y Athletic Club, Xavi Hernández y Andoni Iraola, fueron ovacionados este sábado durante la final de la Copa del Rey en un partido especial para ambos, pues el vasco ha jugado su último partido como 'león' tras anunciar su salida del club hace unas semanas, mientras que Xavi todavía jugará la final de la 'Champions' el próximo sábado pero ha jugado, aunque como 'visitante', su último partido en el Camp Nou.

 

Cuando Xavi entró al terreno de juego en el minuto 55 del partido, en sustitución de un renqueante Andrés Iniesta, fue ovacionado por todo el estadio, no solo por la afición blaugrana sino también por los 'leones' del Athletic, quienes ya le brindaron una cálida ovación esta temporada en San Mamés.

  

Xavi lo agradeció, en el que es su último partido en el Camp Nou. Se despidió levantando el título de Liga en el último encuentro en casa contra el Deportivo de La Coruña. Esta vez ha jugado como visitante, por designio de la final copera, pero se ha podido despedir del todo del 'Temple'. Y, además, con una ovación al unísono de las 99.000 personas que llenaron el campo hasta la bandera.

 

Ahora, después de levantar además la Copa del Rey como capitán tras la victoria sobre el Athletic, le espera la final de la Liga de Campeones contra la Juventus en Berlín, el próximo sábado 6 de junio, donde espera levantar su 25º títulos. Por su parte, Andoni Iraola fue sustituido en el minuto 57 de partido por Susaeta y sí jugó su último partido.

  

Esta final de Copa era el broche a la temporada del Athletic, e Iraola jugó de nuevo en el centro del campo con la intención de despedirse con un título bien ansiado por él y sus compañeros. No pudo ser, pero sí se llevó el cariño de su afición al dirigirse al banquillo, bajo los gritos de 'Andoni, Andoni!' de la más poblada grada bilbaína.