800 trabajadores más… obligados a acudir al Fogasa

El gasto efectuado por el organismo asciende a más de 2 millones de euros entre 2009 y 2010 en Salamanca

El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) se ha visto obligado a aumentar su actividad como consecuencia de la crisis económica de la que derivan los impagos de los despidos de los trabajadores, nivel que ha aumentado de manera considerable entre los años 2009 y 2010.

De hecho, son un total de 2.287 trabajadores los que se han visto obligados a acudir al Fogasa en Salamanca en el pasado ejercicio, 804 más que en el ejercicio 2009, todo ello derivado del cierre y los la falta de pago de los salarios en muchas de las empresas de la provincia de Salamanca.

De hecho, el montante económico global al que asciende el gasto de este organismo en el pasado ejercicio 2010 es de 7,9 millones de euros, dos más que en el año anterior, 2009, cuando la cuantía destinada a pago de salarios e indemnizaciones fue de 5,8 millones de euros.

Más hombres que mujeres
Analizando los datos en profundidad, en 2009 fueron 1.483 los trabajadores afectados, 1.114 hombres con un coste de 4,6 millones y 318 mujeres con 1,2 millones de euros desembolsados, siendo la provincia de Salamanca la tercera de la Comunidad con más trabajadores afectados solo por detrás de León y Valladolid y la quinta con un importe más elevado de indemnizaciones.

Y en el pasado ejercicio 2010, las cifras se dispararon porque un total de 2.287 profesionales se vieron afectados por la crisis, 1.787 hombres y 500 mujeres. En el apartado de indemnizaciones por salarios, el Fogasa destinó 2,9 millones repartidos del siguiente modo: 2,3 millones para varones y 623.000 euros para mujeres.

En el caso de las indemnizaciones, este organismo estatal destinó cinco millones de euros, 3,9 correspondieron a pagos de varones y 1,1 para mujeres que perdieron su puesto de trabajo o se les adeudaban nóminas.

Aumento significativo en Castilla y León
Por su parte, en la Comunidad, la cifra de trabajadores afectados por impagos ascendía en 2009 a 9.974, aumentando hasta las 12.428 en el pasado año 2010, con un importe que alcanzó casi los 60 millones de euros en las nueve provincias de la Comunidad en 2010, por los 48,6 millones del ejercicio anterior, 2009.

De este modo, las cifras muestran los estragos de la crisis en las empresas de la provincia de Salamanca salpicadas por las dificultades económicas que, por diferentes motivos, las llevaron a adeudar cifras astronómicas a miles de trabajadores.