776 personas han participado en 2016 en acciones de voluntariado ambiental en la región

En Valladolid, el centro de recursos PRAE es uno de los complejos que organiza esta ayuda altruista en defensa del medio ambiente.


 

Un total de 776 voluntarios ha participado en alguna de las 36 acciones de voluntariado ambiental organizadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en lo que va de 2016 dentro del programa de voluntariado ambiental que cumple su sexto año consecutivo.

 

En concreto y según los datos aportados desde el departamento que dirige Juan Carlos Suárez-Quiñones, para los meses de agosto y septiembre se han organizado once actividades en los Espacios Naturales de la Comunidad que son coordinadas por las Casas del Parque.

 

También se podrá colaborar con el marcaje de sendas a través de GPS, anillamientos científicos y en labores de dinamización e información.

 

Según han explicado las mismas fuentes, el Programa de Voluntariado Ambiental en los Espacios Naturales pretende abrir y fomentar nuevas fórmulas de participación de los ciudadanos en acciones de voluntariado que contribuyan al conocimiento, disfrute y difusión del patrimonio natural.

 

Además, se generan vínculos emocionales y se posibilitan actitudes y comportamientos activos mediante la creación de un tejido social "a favor de la recuperación, la gestión sostenible y la divulgación de los valores del patrimonio natural".

 

Hasta la fecha en la Sierra de Gredos y en el Valle de Iruelas ha habido en los primeros meses de 2016 nueve actividades en las que han participado 223 voluntarios. Por su parte, en la provincia de Burgos, en la Sierra de la Demanda y en las Lagunas de Neila, se han desarrollado dos actividades con 26 participantes mientras que en León 171 personas ha formado parte de las ocho actividades realizadas en Picos de Europa y Las Médulas.

 

Por su parte, en Palencia, en Fuentes Carrionas fueron 21, y en Salamanca, 60 en la Sierra de Francia; entre Soria, Valladolid y Zamora, se desarrollaron quince voluntariados, que congregaron a 92, 52 y 131 voluntarios.

 

La oferta de actividades propuestas se desarrolla en cuatro áreas diferenciadas para el público general; dirigidas y creadas especialmente a las familias; para los mayores residentes en los Espacios Naturales y, finalmente, para colectivos, asociaciones o dentro de las acciones de Responsabilidad Social Corporativa de las empresas (RSC).

 

Las acciones abarcan desde la interpretación, adecuación limpieza, desbroce y mejora de senderos o lugares característicos de cada Espacio hasta restauración de elementos etnográficos, pasando por acciones de información a los visitantes sobre los valores naturales del espacio en el que se encuentran, apoyo a estudios de biodiversidad o recuperación de elementos tradicionales de la cultura local.

 

En total se han programado 88 actividades para este año de las que ya se ha desarrollado en 41 por ciento. En esta nueva edición están involucradas 23 y tres centros temáticos -Casa Madera, Aula del Bosque del Amogable y Complejo PRAE-. En cuanto al número de espacios en los que se puede desarrollar esta altruista labor, son 22, a los que se unen El Amogable (Soria) y el complejo vallisoletano.