60 personas de sindicatos toman el Pleno del Ayuntamiento como medida de protesta por la productividad

Los trabajadores han lanzado su reivindicaciones con lemas y pancartas

Los sindicatos representados en el Ayuntamiento se han presentado en el Pleno y han exigido al alcalde Fernández Mañueco una mesa de negociación para recuperar el complemento que se les quitó en 2010: reclaman los 5.000 euros/trabajador. 

Los representantes sindicales de los trabajadores municipales han ido esta mañana un paso más lejos en su enfrentamiento con el alcalda. Cerca de 60 trabajadores del Ayuntamiento de Salamanca, entre policías, bomberos y el resto de servicios, se han presentado en el Pleno dentro del grupo de medidas que han decidido emprender para reivindicar el complemento de productividad que se eliminó en 2010. Su presencia ha sido notoria y ha obligado a interrumpir varias veces el pleno, han forzado la intervención del alcalde y una posterior declaración de Fernández Mañueco, ya cuando el grupo sindical asistente se había retirado.

 

El pleno ha estado protagonizado en sus primeros minutos por esta protesa, augurada desde minutos antes, cuando un grupo numeroso se ha apostado a las puertas del pleno para acceder; tras identificarse, como es obligado, accedieron como público a la sesión. En un momento dado, han sacado letreros en papel con las reivindicaciones que han planteado desde que el pasado martes se concentraron por primera vez ante el edificio municipal de Íscar Peyra. En las hojas se podían leer lemas como "Mesa negociadora ya", "Queremos la reposición de 150 plazas" o "Queremos lo 1.000 euros de productividad" que resumen las reivindicaciones que, en materia laboral, hacen al alcalde.

 

Los participantes han puestos las manos en alto y han agitado las hojas de papel en las que llevaban escritos estos lemas, provocando un sonido que hacía inaudibles las intervenciones del pleno, por lo que el alcalde lo ha interrumpido en varias ocasiones. "Las personas que están al fondo seguro que me ganarán a muchas cosas pero a paciencia no me van a ganar", ha dicho en un momento Fernández Mañeuco.

 

La protesta ha ido a más cuando el grupo de visitantes ha empezado a gritar una consigna: "¡Nosotros sí cumplimos, nosotros sí cumplimos!". Una referencia directa a la contestación que el alcalde les ha dado a sus reivindicaciones, pidiendo que cumplieran su parte de lo acordado. Sin embargo, los sindicatos recuerdan que lo pactado fue renunciar temporalmente al complemento de productividad, cosa que se ha hecho desde 2010, y que se recuperaría cuando la situación mejorara, por lo que consideran que es el momento porque el alcalde ha presumido en varias ocasiones de superávit en las cuentas municipales.

 

Pasadas las nueve de la mañana, el grupo de los que protestaban se ha retirado del salón de plenos y la sesión ha continuado con normalidad. Sin embargo, y antes de acabar, el alcalde ha aprovechado el punto de información de alcaldía para lanzar un mensaje a los protagonistas de la protesta. "Cuando no se tiene razón se grita" y "cuando no se tiene valor se tapan la cara", ha asegurado Fernández Mañueco antes de concluir que "voy a seguir defendiendo el derecho de todos los ciudadanos a discrepar y a la tolerancia".

 

La petición que han comenzado esta semana todos los sindicatos representados en el Ayutnamiento está basada en la promesa lanzada en su día por el actual equipo de Gobierno de volver a abonar este complemento, ligado al cumplimiento de objetivos, una vez mejorara la situación económica. Y consideran que los recientes anuncios del alcalde Fernández Mañueco sobre el superávit récord de 2014, que se suma al ya publicitado en los dos años anteriores, justifican el cumplimiento de lo pactado.

Noticias relacionadas