500 traviesas , 2.000 metros de plataforma en los puentes y el cierre de dos túneles para la nueva vía de La Fregeneda

El proyecto para convertir en peatonal el tramo La Fregeneda-Barca d'Alva recurrirá al cierre de dos túneles para no afectar a las colonias de murciélagos; se podrá cruzar con permiso y habrá caminos alternativos. Se arreglarán vía, túneles y puentes y habrá nueva señalización, bancos o aparcamientos para bici.

El proyecto para convertir el tramo La Fregeneda-Barca d'Alva en un itinerario turístico peatonal ya está listo. Desde hace unos días, está disponible para verlo en el período de exposición pública y, aprovechando esta posibilidad, TRIBUNA ha acudido a consultar el documento completo. Esta opción ha permitido a este medio conocer todos los detalles como a un ciudadano cualquiera, y habida cuenta de la restrictiva política de comunicación de la Diputación, que se ha negado a dar ningún tipo de dato a pesar de que el proyecto se puede ver.

 

El documento resume las actuaciones que se van a llevar a cabo para adaptar este tramo de 17 kilómetros, el más conocido de la línea, en desuso desde que en 1985 se canceló la circulación de trenes por falta de rentabilidad. El paso de los años y el deterioro van a obligar a una importante revisión para convertir el itinerario en mínimamente seguro, aunque va a seguir siendo una ruta exigente.

 

Para empezar, hay que decir que no se va a levantar ningún tramo de vía y que la infraestructura se conservará. Además, la decisión más importante atañe a los túneles. De los veinte que tiene, dos están habitados por un murciélago muy característico del parque de Arribes del Duero. Los servicios de medio ambiente de la Junta han recomendado restringir el paso por los túneles uno y tres, al menos, en determinadas épocas. Para ello, se procederá al cerramiento de los túneles de La Carretera y del Morgado y se habilitarán senderos alternativos para seguir el recorrido cuando estén cerrados; en todo caso, se podrá acceder con permiso del parque. En los túneles se cambiarán dovelas en mal estado y se limpiará parcialmente de excrementos de los murciélagos.

 

En cuanto a la línea, se van a reponer 500 traviesas tanto en la plataforma como en los puentes y se limpiará la vía para poder circular. Además de limpiar y retirar material que ha caído sobre las vías, se pondrán plataformas laterales en 1.351 metros de ocho de los puentes y 585 metros de plataformas laterales en otros cinco puentes; se repondrán tramos de barandilla que faltan. El objetivo, en ambos casos, es incrementar la seguridad y evitar la sensación de vacío en los puntos donde la falta de tablones abre un abismo bajo los pies. Se desestimó la instalación de 'trames', plataforma de grandes dimensiones que tapa la vía.

 

Además de arreglar plataforma, túneles y puentes, se va a dotar al recorrido de un mínimo equipamiento turístico. En primer lugar, se pondrá señalizaciones advirtiendo de las dificultades y los puntos de peligro, como recomendación, retirando la señalización vieja. También se pondrán paneles informativos de las colonias de murciélagos y con las características, presupuesto original y datos técnicos de los puentes. Por último, se dotará al recorrido de papeleras, bancos, hitos kilométricos y aparcamientos de bicicletas.

 

 

Noticias relacionadas