300.000 euros a Confaes: la primera factura de la 'huída' de Aesco

Dialibroma%c3%b1ueco benja detail

La patronal ya estudia el modo para reclamar a Aesco, su presidente, directiva y responsables, los 300.000 euros que pretendía dejar sin pagar cuando abandonaron la confederación.

El último auto de la Audiencia Provincial sobre la cascada de denuncias que emprendió Aesco como parte de su salida de Confaes ha confirmado lo que la histórica patronal advirtió desde el principio: que la asociación de comerciantes se quería marchar sin pagar más de 300.000 euros. En concreto, la última sentencia conocida confirma que la deuda es factible y está documentada, justo al revés de lo que decía Aesco, que pretendía hacer creer que se le reclamaba una deuda inexistente.

 

Ahora, la asociación, su presidente, sus responsables y toda su directiva se enfrentan a una reclamación que ya está preparada. El pasado mes de noviembre de 2015, la nueva ejecutiva de Confaes aprobaba reclamar por vía judicial a Aesco la cantidad de 300.000 euros por cuotas adeudadas; esa es la cantidad con la que corresponde la demanda que ahora Aesco ha perdido en favor del expresidente Juan Antonio Martín Mesonero y el secretario general de Confaes. Son cuotas de socios que debían repercutir en la patronal y que Aesco no abonó nunca. Una vez resuelto el Recurso, los servicios jurídicos de la confederación estudian los procedimientos y reclamaciones que se presentarán en las próximas semanas.

 

Cuando a finales del año pasado la ejecutiva de Confaes aprobó tomar acciones legales, se confirmó el deseo de ir hasta el final del proceso y reclamar las cantidades adeudadas si la justicia lo avalaba. Y ese momento ha llegado con el rechazo al último recurso de Aesco.

 

Esos 300.000 euros son sólo la primera cantidad por la que deberá responder Aesco y quienes tomaron la decisión de irse sin pagar. A Confaes le debe otros 34.000 euros por servicios diversos: la asociación de comercio tenía su sede en el edificio de la patronal y se beneficiaba de su estructura, por lo que debía pagar, pero no lo hizo.

 

Y eso puede ser sólo el principio. En su día, y dentro de su estrategia de confusión, Aesco se querelló contra los dirigentes de Adventia, demanda en la que ponía en cuestión la gestión de la escuela de pilotos. El juzgado de instrucción número uno de Salamanca decidió sobreseer el caso y archivar la querella presentada por Aesco a través de su presidente. La respuesta de uno de los denunciados, Juan Antonio Martín Mesonero, fue clara: "El daño es irreparable, pero nada es gratis".

 

Fue la manera de introducir las acciones legales contra los dirigentes de Aesco por el intento de desprestigiar a Adventia y sus directivos, y que se cifran en cantidades millonarias por el daño a la escuela y a sus dirigentes. Una importante factura que Aesco tendrá que afrontar también.

Noticias relacionadas

Comentarios

Pensamientos 06/09/2016 16:45 #3
No hay nada mejor en las películas que la parte en los que los malos los traidores y los tontos pasan de acosadores a acosados. Me he comprado una ración extra de palomitas para ver ésta ..:..promete.
Nieto Lucas 06/09/2016 16:35 #2
Cuando se hagan eleciones democráticas se acabara con eso
Podadera 06/09/2016 13:24 #1
¿Ojea? ¿Y quién iba a cazarlo?

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: