242.000 euros para asociaciones de mayores, mujeres, voluntariado y cooperación en Salamanca

Aprobadas las bases para la concesión de estas ayudas, que se incrementan en 6.800 euros.

La Comisión de Bienestar Social ha aprobado convocatoria y bases para la concesión de ayudas económicas a las asociaciones de mayores, mujeres y participación social y voluntariado, así como a la relativa a las ayudas económicas a Organizaciones no Gubernamentales de Cooperación al Desarrollo (ONGDS).

 

El montante total asciende a 242.000 euros, lo que supone un incremento de 6.852 euros respecto al ejercicio pasado. En concreto, se destinarán 182.000 euros a colectivos de mayores, mujeres, participación social y voluntariado, y 60.000 euros para las Organizaciones no Gubernamentales de Cooperación al Desarrollo (ONGDS). Así, se incrementan en un 4,05 % y 12,37 % las ayudas económicas a asociaciones de mayores y mujeres, respectivamente, mientras que las destinadas a participación social, voluntariado y ONGDS se mantienen en la misma cuantía que el pasado año.

 

El objeto de las ayudas económicas es fomentar la promoción y participación de los diferentes colectivos a través de la realización de programas formativo-ocupacionales, programas socioculturales, de inserción socio-laboral y de promoción y fomento del voluntariado.

 

En el caso de las Asociaciones de Mujeres se financiarán también proyectos de inserción socio-laboral que comprenderán actividades y actuaciones orientadas a la formación y/o reciclaje profesional que posibiliten la incorporación de la mujer al mercado laboral. El número de horas totales del curso será, como mínimo, de 250.

 

Respecto a los programas de colaboración con entidades de voluntariado, se apoyará a las entidades sin ánimo de lucro que colaboran en programas o proyectos de voluntariado elaborados y gestionados por entidades que estén inscritas en el Registro Regional de Entidades de Voluntariado de Castilla y León y que tengan como objeto articular la acción voluntaria .

 

Respecto a las ayudas económicas a ONGDS, con las que se pretende contribuir a la lucha contra la pobreza en todas sus manifestaciones, se concede una especial preferencia a los proyectos que se desarrollan en países empobrecidos que cuenten con Índices de Desarrollo Humano (IDH) bajo y medio, según los indicadores y calificación establecida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

 

Tendrán prioridad en las subvenciones a aquellos proyectos orientados especialmente a mejorar servicios básicos como la salud, una vivienda digna, abastecimiento de agua, educación, desarrollo agrario y pesquero, protección de los derechos humanos, o el fortalecimiento del papel de la mujer como agente de desarrollo, entre otros.

 

Las bases recogen, además, que respecto a la población beneficiaria del proyecto tendrán prioridad aquellos que se dirijan a la consecución real y efectiva de la igualdad de oportunidades, a la integración social, al aumento de las capacidades de las mujeres, así como a los que se destinen a los sectores más vulnerables de la población.

 

Asimismo, como novedad en esta convocatoria se han incluido los sectores geográficos de los países afectados por el ébola.