2014, un buen año para el Camino de Santiago en nuestra comunidad

Peregrinos del Camino de Santiago

Casi 238.000 peregrinos llegaron en el año 2014 a Santiago de Compostela y recogieron el documento que da la catedral compostelana, según los datos ofrecidos por la oficina del peregrino, lo que representa un aumento del 10,25 por ciento con referencia al año 2013.

De estos peregrinos el setenta por ciento recorrieron el llamado “camino francés” y de éstos, según el análisis realizado por el Centro de Estudios y Documentación del Camino con sede en el Real Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes (Palencia), entre cuarenta mil y setenta y tres mil recorrieron el itinerario jacobeo a su paso por Castilla y León, lo que ha supuesto un aumento cercano al once por ciento sobre los datos del año anterior.

 

La diferencia de peregrinos en esta Comunidad autónoma se debe principalmente a que por las provincias de Burgos y Palencia llegan los que hacen el camino prácticamente desde el comienzo en tierras de España (Roncesvalles y Somport), así como los que lo inician en Francia, principalmente en la localidad de San Jean Pie de Port en la frontera pirenaica.

 

Es así como en estas dos provincias de Burgos y Palencia los datos estimados de peregrinos giran en torno a los cuarenta mil, mientras que por León y la zona de la Maragatería suben hasta llegar entre  los 55.000 y 60.000, para en la comarca del Bierzo, principalmente en torno a Ponferrada la cifra se dispara a los 73.000 peregrinos.

 

Es curioso, señalan, observar el aumento de peregrinos extranjeros recorriendo esta ruta milenaria. En la meta santiaguesa éstos ya superan a los españoles, aunque por poco, mientras que en Castilla y León los cálculos cifran que de cada tres peregrinos dos son extranjeros.

 

En el tema de las nacionalidades siguen encabezando el ranking los países tradicionalmente jacobeos como Alemania, Italia y Francia, pero han irrumpido con fuerza otros nuevos como es el caso de Estados Unidos que ya es el cuarto en número, Corea y algunos países de América del Sur, continuando otros más tradicionales como los ingleses y la importante incorporación en los últimos años de irlandeses.

 

También han ido cambiando los tiempos de peregrinación, apuntan, y si hace no tantos años era el verano el tiempo de mayor afluencia hoy destacamos que los meses de primavera y sobre todo septiembre que tienen una gran importancia, debido principalmente a los extranjeros que huyen de la masificación del verano,  habiendo logrado de esta manera que el camino no sea un producto de temporada sino que se extiende al menos durante más de medio año.

 

El perfil del peregrino en general, datos son coincidentes con los de Castilla y León en particular, son preferentemente de a pié, con casi el 82 por ciento y de bicicleta, sobre el 17 por ciento.

 

La horquilla de edad se sitúa con casi un 30 por ciento de jóvenes de menos de 30 años y un 12 por ciento de jubilados. La procedencia, en cuanto a los españoles es del 24 por ciento de madrileños, seguidos de andaluces (el 21 %), catalanes con el 13 %, valencianos  el 12 % y de la propia comunidad de Castilla y León que aporta algo más del 10 %.

 

Como se ha dicho la mayoría de peregrinos recorren el tradicional camino francés, "aunque en los últimos años se deja sentir un aumento generalizado de lo que pudiéramos llamar otros caminos a Santiago".

 

En el caso de nuestra comunidad hay dos itinerarios interesantes que recogen un número significativo de peregrinos. Por una parte está el camino de Madrid que recorre las provincias de Segovia, Valladolid y León para unirse al camino propiamente dicho en Sahagún y el otro camino de la Vía de la Plata, que en el caso de Castilla y León, recorre las provincias de Salamanca, Zamora y León y entronca en el camino tradicional en Astorga o sigue por Sanabria para recorrer un tramo en Portugal y llegar a Santiago por Ourense.