200 voluntarios y dos proyectos solidarios, la “cara B” de la IV Media Maratón Ciudad de Salamanca

La prueba deportiva volverá a acordarse de los más desfavorecidos el próximo domingo.

La IV edición de la Media Maratón Ciudad de Salamanca contará con la ayuda desinteresada de 200 voluntarios, que cumplirán distintas funciones durante el desarrollo de la prueba.

 

Puestos de avituallamiento, cortes de calles, roperos, zonas de ecuador y meta, guardería… estarán atendidos por estas personas, a las que el comité organizador les ha agradecido su ayuda, indispensable para el correcto desarrollo de la Media Maratón.

 

Además, de los particulares, han ofrecido su ayuda la Escuela de Dulzaineros de Macotera y Dulzaineros Adobe, el Instituto de Enseñanzas Aplicadas, el Club Ruedas Charras, los militares del Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11 y ALCER.

 

La Media Maratón Ciudad de Salamanca repetirá la iniciativa del pasado año para ayudar a Adrián, un niño salmantino que padece una hipogenesia de cuerpo calloso. Para hacerlo, tan solo habrá que llevar todos los tapones de plástico que se pueda al Pabellón Julián Sánchez El Charro durante el fin de semana de la carrera.

 

Además, se recogerán alimentos no perecederos que irán a parar al Comedor de los Pobres de Salamanca.