2.139 solicitantes consiguen en Salamanca las ayudas de la Junta al alquiler de vivienda

La Junta publica este miércoles el listado de los beneficiarios, más de 2.000 en Salamanca. La cifra se ha multiplicado por el aumento de presupuesto y la eliminación de algunos requisitos. Ya ayuda media es de 1.298 euros.

1.298 EUROS DE MEDIA PARA CADA BENEFICIARIO

 

La Junta de Castilla y León ha concedido 8.760 ayudas al alquiler de las 16.911 presentadas dentro de la convocatoria correspondiente al año 2016, lo que supone un 51% de las solicitadas, gracias al incremento presupuestario, que ha elevado la cantidad consignada hasta los 11.372.004 euros, por lo que la aportación media anual es de 1.298 euros para cada beneficiario.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha informado esta tarde sobre la resolución de la convocatoria de ayudas destinadas al alquiler de vivienda, que publicará este miércoles, 28 de septiembre, el Boletín Oficial de Castilla y León, con 8.760 beneficiarios y 11,3 millones de euros de presupuesto. Los cambios introducidos en la convocatoria de este año han hecho triplicar el número de beneficiarios.

 

La principal novedad de la convocatoria de este año de ayudas destinadas al alquiler de vivienda  ha sido la eliminación del requisito de ingresos mínimos para poder presentar la solicitud que, sumada al aumento del porcentaje de subvención hasta el 40 % de la renta anual, la posibilidad de cambiar de domicilio, la admisión de todos los contratos formalizados por escrito con independencia de su fecha y el aumento del presupuesto hasta los 11,3 millones de euros, ha triplicado el número de beneficiarios, pasando de 2.524 el año pasado a 8.760 en la convocatoria actual. 

 

Los criterios de valoración aplicados han dado preferencia a las familias con menores ingresos y con mayor número de miembros y, en caso de empate, se ha tenido en cuenta la existencia de menores. Otras 5.673 peticiones han quedado excluidas de la convocatoria por no cumplir los requisitos, la mayoría de ellas, 3.091 solicitudes, por tener ingresos superiores a los límites máximos exigidos, además de otros supuestos, como pagar una renta superior a los límites máximos o no ser titular de un contrato de arrendamiento.

 

Valladolid es la provincia que más solicitudes ha presentado, con 3.866, seguida de León, con 3.816; Salamanca, 2.139; Burgos, 2.090; Segovia, 1.343; Ávila, 1.169; Palencia, 965; Zamora, 902, y por último Soria, 621 solicitudes. El porcentaje de beneficiarios respecto a las solicitudes que cumplen los requisitos coloca a la provincia de Ávila en primer lugar, con un 88,38 % de concesiones; Salamanca, 80,29 %; León, 79,75 %; Segovia, 79,69 %; Zamora, 79,08; Palencia, 77,10 %; Burgos, 74,51; Soria, 74,38 %; y Valladolid, con un 72,53 %. 

 

El presupuesto de 11,3 millones de euros consignados para esta convocatoria de ayudas al alquiler 2016 se ha distribuido de la siguiente manera: Valladolid, 2,5 millones de euros; León, 2,4 millones de euros; Salamanca, 1,6 millones de euros; Burgos, 1,3 millones de euros; Ávila, 0,9 millones de euros; Segovia, 0,8 millones de euros; Zamora y Palencia, 0,6 millones de euros y Soria, 0,4 millones de euros.  

 

Las condiciones de la convocatoria actual han permitido subvencionar el alquiler al 78 % de los solicitantes que cumplen los requisitos, frente al 40 % en la convocatoria anterior, y la subvención se ha ampliado al 40 % de la renta anual frente al 30 % del año 2014. Del total de los perceptores, el 56,72 % son mujeres, siendo mayoritarias en todas las provincias, a excepción de Ávila, Segovia y Soria. Respecto a las nacionalidades, el 68 % de los beneficiarios son españoles y el 32 %, extranjeros. 

 

Se establece una cláusula de rescate para las solicitudes que, cumpliendo con las condiciones administrativas y técnicas, no han podido ser estimadas al haberse agotado el presupuesto, pero que podrían recibir la ayuda si algún beneficiario pierde el derecho a la subvención por cambiar sus condiciones.

 

El Programa de Vivienda Social en Castilla y León, centrado en el fomento del alquiler, es el eje prioritario sobre el que se viene sustentando la política de vivienda en esta legislatura, concretado en el mantenimiento y ampliación de las convocatorias de subvenciones al alquiler, con un apoyo decidido a las personas con rentas más bajas, como se ha materializado con la resolución de esta convocatoria.