2.000 alumnos menos que hace cinco años para el inicio de curso en Salamanca

La provincia sigue sufriendo el goteo de pérdida de alumnos, 171 menos este curso que el pasado. Estrena un colegio en Villares de la Reina y más unidades en Castellanos de Moriscos.

El sistema educativo de Salamanca, y también el de Castilla y León, sigue notando los efectos de la despoblación en forma de una reducida llegada de nuevos alumnos y la pérdida de muchos efectivos. El resultado, 2.000 matriculados menos que hace cinco cursos sólo en las aulas salmantinas, públicas y concertadas. La inyección inversora en obra nueva, con el estreno de un colegio en Villares de la Reina, y las actuaciones de reforma, mejora y sustitución en centros educativos marcan el inicio de este curso que comenzará el próximo día 12 de septiembre con más de 356.300 alumnos.

 

La Junta estima que el próximo día 12 de septiembre comenzará la incorporación de los alumnos del sistema educativo público. En Salamanca serán, como es habitual desde hace años, menos que el curso pasado; la previsión concreta es de 171 alumnos menos, 48.927. Esta nueva reducción confirma el goteo de matrículas que desaparecen en las aulas de la provincia. Hace sólo cinco cursos, en el 2012-2013, los alumnos eran 50.931, casi 2.000 más. Y lo mismo ha ocurrido en Castilla y León, que ha pasado de 363.000 a poco más de 356.000 este curso.

 

Con todo, la Junta se esfuerza al máximo para mejorar la educación de los que sí están. El consejero de Educación ha insistido en que la buena valoración del sistema educativo de Castilla y León, acreditada por diversas pruebas de evaluación, tanto nacionales como internacionales, está relacionada con la equidad y la calidad, que “hay que mantener y mejorar”, según ha afirmado el consejero.

 

Para conseguirlo, Fernando Rey ha avanzado algunas de las propuestas de la Consejería de Educación en este sentido, como la gratuidad de los libros de texto para más de 66.000 familias -36.385 ayudas individuales convocatoria ya resuelta y en torno a 30.000 beneficiarios del Programa Releo-; el incremento de los umbrales de la renta familiar en las becas de comedor escolar -que permitirá alcanzar la gratuidad del 60 % de los usuarios-; la incorporación como beneficiarios del transporte escolar -junto con los alumnos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Educación Especial- a los estudiantes de Formación Profesional Básica y aquellos que están matriculados en una sección bilingüe, entre otros.

 

En el curso 2016-2017 se continuará con una serie de inversiones e infraestructuras educativas nuevas, mejoras de las existentes y de sus equipamientos. Esto permitirá estrenar el nuevo CEIP de Villares de la Reina y seis nuevas unidades en el CRA de Castellanos de Moriscos, precisamente allí donde la pérdida de población se nota menos, como es el caso de las localidades del alfoz, que han tenido un amplio desarrollo de vivienda.

 

 

PLAN ANTIACOSO Y MINORÍAS

 

El titular del departamento de Educación ha presentadoel curso 2016-2017 en Castilla y León, del que ha destacado proyectos innovadores referentes a la calidad y equidad, dos objetivos prioritarios de la Legislatura. En este sentido, Rey se ha referido al programa experimental de centros BIT (Bilingüismo, Inclusividad y Tecnología), que permitirá crear una red de centros educativos innovadores que contribuya al mejor y mayor desarrollo de las competencias clave de los alumnos para el futuro.

 

En este punto y de acuerdo con el compromiso de Legislatura de tolerancia cero al acoso e intimidación entre iguales en todas sus modalidades, en el marco del denominado ‘Plan antiacoso y por el buen trato’, se incluyen diferentes medidas que, en unos casos, reforzarán lo que ya se está realizando y, en otros, suponen una novedad como el Programa PAR (Parar el acoso, Apoyar a la víctima y Reeducar al agresor). Este programa trabajará de forma intensa para reducir los posibles casos de acoso e intimidación entre iguales, así como por razones de género, etnia o religión.

 

Con respecto a los centros educativos de la Comunidad que poseen una alta concentración de minorías étnicas, la Junta está trabajando en mejorar la atención educativa mediante respuestas pedagógicas concretas para cada centro que refleje esta situación. Entre ellas, se encuentran la intensificación de servicios de apoyo, la coordinación con otras instituciones y entidades, la mediación cultural y étnica y la innovación educativa, la potenciación de proyectos de investigación y pedagogía en los que participe el centro. El objetivo es aplicar programas ‘ad hoc’ para analizar las oportunidades de mejora de cada uno de los colegios.