15 monovolúmenes patrulla, 7 camuflados, cinco furgones, uno de coordinación y dos oficiales

La operación para renovar la flota de la Policía Local incluye 28 vehículos, 23 de ellos de un modelo monovolúmen para las patrullas, parte rotulados y parte camuflados; además de cinco furgonetas y dos coches oficiales.

La comisión informativa de Contratación ha dado el visto bueno esta mañana al pliego de condiciones para la renovación de la flota de vehículos municipales, fundamentalmente, de los coches de la Policía Local. En total están contemplados una treintena, la inmensa mayoría para el cuerpo policial; la operación se hará, como hace cuatro años, mediante renting con un presupuesto de 1,5 millones de euros y una duración de cuatro años.  El contrato incluye durante toda su duración los servicios de mantenimiento completo, revisiones, reparaciones de averías, seguros o impuestos mediante el pago de una cuota anual.

 

La distribución de los vehículos es la siguiente. Por un lado, 28 vehículos policiales: 23 de ellos son monovolúmenes, de los cuales 15 son tipo patrulla, siete camuflados y uno de coordinación operativa. Los cinco restantes son vehículos tipo furgón. Destacar además que cinco de los treinta vehículos en renting serán híbridos.

 

Y, por otro lado, el renting incluye también dos vehículos de incidencias para uso municipal. Así los ha definido el consistorio, aunque se trata de coches de representación u oficiales que son los que usa el alcalde y un grupo de concejales, aunque sólo el equipo de Gobierno tiene acceso a ellos. En principio, el equipo de Gobierno había propuesto incluir en el programa de renting tres de estos vehículos y no dos, pero el PSOE se negó y le tuvo que recordar a Fernández Mañueco que precisamente se había comprometido a reducir los coches oficiales y a dejarlos en dos unidades por las tres disponibles ahora.