14N.- Los Mossos investigarán si un disparo de proyectil impactó en el ojo de una mujer

Director General De Los Mossos, Manel Prat
El director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, anuncia que abrirán una investigación interna para aclarar si la mujer que perdió la visión de un ojo en Barcelona durante la huelga general pudo recibir un disparo de proyectil, después de aparecer un video en Internet donde se aprecia algún tipo de disparo.
BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)



En declaraciones a Catalunya Radio recogidas por Europa Press, ha dicho que el consejero de Interior, Felip Puig, se basó en informes internos cuando negó este tipo de disparos y de pelotas de goma: "Si ahora aparece una imagen que desmiente lo que dijo, en ningún caso fue voluntad del consejero poner la más mínima duda", sino explicar esos informes, anteriores a la publicación del video.

"Tendremos que estudiar qué ha pasado, ver quién disparó este arma y, en todo caso, valorar y tomar las decisiones más oportunas a nivel interno", ha añadido el director de la policía autonómica.

También ha explicado que los agentes dispararon durante la huelga con lanzadora, aunque este arma no puede fracturar un pómulo ni seccionar un nervio óptico, las lesiones que sufrió Ester Quintana en el ojo izquierdo.

"La potencia de esta munición, teóricamente, no tiene que poder hacer este tipo de lesiones. Por tanto, todo esto se está estudiando", ha dicho tras citar informes técnicos, pruebas periciales de balística y el propio fabricante.

En declaraciones a la Cadena Ser-Radio Barcelona, Prat ha dicho que todos los escopeteros habían dicho a sus mandos que no se había lanzado este tipo de proyectil en la zona de la ciudad donde Quintana resultó herida, al preguntárseles por la herida de la mujer.

Sin embargo, Prat ha destacado que el disparo que se ve en el video sucede 20 minutos después de la herida de Quintana: "No tiene nada que ver una cosa con la otra, ni por el momento ni por la dirección hacia donde va el tiro".

QUERELLA

Quintana se querelló el miércoles contra el agente --no identificado-- que según ellos disparó un proyectil o pelota de goma y contra su superior jerárquico, alegando que recibió ese impacto cerca de la confluencia de la calle Casp con paseo de Gràcia "en un contexto en el que no había altercados ni riesgo para la integridad de nadie" pero que, según los testigos, se escuchaban disparos de los Mossos.

La Consejería de Interior sostiene que durante el dispositivo policial del 14 de noviembre no dispararon pelotas de goma, aunque sí proyectiles con la lanzadora --que apunta directamente a la persona, a diferencia de las escopetas de pelotas-- y salvas sin munición.

Puig dijo el lunes en el Parlament que, en la operación de dispersión, los Mossos lanzaron salvas y proyectiles de lanzadoras y ninguna pelota de goma, pero aseguró que en la zona donde estaba la herida no se disparó ningún tipo de proyectil, sino solo dos salvas para dispersar a los concentrados.