130 huertos familiares ya tienen nuevos hortelanos en Carbajosa de la Sagrada

Vecino de Carbajosa durante la entrega de los Huertos Urbanos.

Los nuevos usuarios deberán abonar la cantidad de 25 euros al Consejo de Huertos para hacer efectiva la adjudicación de los huertos familiares y para la retirada de la licencia. Las parcelas cuentan con toma de agua para riego y tanto su uso como el consumo es gratis. 

El Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada procedió a realizar el sorteo de los 130 huertos familiares que posee en La Vaguada de los Requesenes. Sólo 6 personas de las que participaban en este proceso (136) se han quedado ahora sin parcela. No obstante, la lista de espera para optar a alguno de estos huertos continuará abierta de forma permanente, según comunicó el secretario municipal, Leopoldo Reguera. De esta forma, según se vayan produciendo renuncias, y por orden riguroso de solicitud en el Registro municipal, se irán adjudicando los huertos que vayan quedado libres.

 

 

Para hacer efectiva la adjudicación de los huertos familiares y para la retirada de la licencia, y tal y como figuraba en la convocatoria, los nuevos usuarios deberán abonar la cantidad de 25 euros al Consejo de Huertos.

 

Los vecinos que disponían de huerto en el periodo anterior y que han resultado nuevamente adjudicatarios, pueden optar en estos 8 días siguientes a la celebración del sorteo por quedarse con el mismo huerto que ya tenían.

 

 

El Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada pondrá a disposición de cada uno de los adjudicatarios una parcela 50 metros cuadrados que deberá estar dedicada al cultivo de hortaliza para autoconsumo. Tendrá toma de agua para riego y tanto su uso como el consumo de agua tendrán un carácter gratuito. La duración de la licencia será de dos años.

 

 

Los huertos familiares forman parte de un proyecto que el Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada puso en marcha en el año 2013 con el fin de contribuir a la economía familiar en un momento económico difícil, pero también con el objetivo de crear un espacio de convivencia y solidaridad.

 

En mayo de 2013 se entregaron estas parcelas de 50 metros cada una a los 130 primeros adjudicatarios de los huertos familiares. En estos dos años han disfrutado de un terreno en el que cultivar los productos hortícolas que han deseado, pero también de la experiencia de compartir muchos momentos con otros vecinos del municipio.