12 años de esclavitud le roba a Gravity la gloria total

12 años de esclavitud, de Steve McQueen, y Gravity, de Alfonso Cuarón, se coronaron como las grandes triunfadoras en la 86ª edición de los Oscar. La película del mexicano, que se llevó el premio al mejor director, fue la cinta más premiada con siete galardones, pero 12 años de esclavitud se llevó el premio a la mejor película del año.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)



En el Dolby Theatre de Los Angeles en una gala conducida por Ellen DeGeneres, dos títulos compartieron gloria. Gravity, que se presumía como gran triunfadora de la noche después de mandar en casi todas las categorías técnicas y de ver cómo Cuarón se alzaba con el Oscar al mejor director, vio como el último y más importante premio fue a manos de Steve McQueen y 12 años de esclavitud.

En el apartado interpretativo, la gran favorita Cate Blanchett se alzó con el premio a la mejor actriz protagonista por Blue Jasmine. "Siéntense son demasiado mayores para estar de pie", afirmó Blanchett al recibir el Oscar en un discurso de agradecimiento que agradeció a Woody Allen y en el reivindicó las películas protagonizadas por mujeres.

Más reñido estaba el premio al mejor actor, donde Matthew McConaughey dejó a Leonardo DiCaprio sin su primer Oscar en la que era su quinta nominación. "Agradezco el Oscar a Dios. Es un hecho científico que cuando tienes a Dios de tu lado tienes un amigo", afirmaba exultante el protagonista de Dallas Buyers Club en un místico discurso.

Su compañero Jared Leto se llevó el premio al mejor actor de reparto por su papel de homosexual. El actor le dedicó el Oscar a su madre, a sus compañeros de reparto, a su banda 30 Seconds to Mars y a la gente de Venezuela y Ucrania. "Envío mis mejores deseos al pueblo de Venezuela, que lucha por lo que cree. Están en mi corazón".

Del lado de las féminas el premio fue para una muy emocionada Lupita Lupita Nyong'o que se impuso por su papel de esclava en 12 años de esclavitud y entre lágrimas agradeció el premio a sus compañeros de reparto y su familia y recordó que el momento "más feliz" de su vida es gracias al "sufrimiento" de personas reales.

El premio al mejor original fue para Spike Jonze por su historia de amor entre un humano y su ordenador en Her, y el de mejor guión adaptado fue para John Ridley el encargado de adaptar la novela autobiográfica escrita por Solomon Northup.

No hubo sorpresa en la categoría a la mejor película de habla no inglesa y La gran belleza se llevó el Oscar. Sorrentino dedicó su premio a los Talking Heads, Scorsese, Maradona y Fellini, "inspiraciones" a la hora de hacer cine y llevar un nuevo Oscar, el decimosexto, a Italia.

Frozen, la cinta de Disney, se llevó el premio a la mejor película de animación y también el Oscar a la mejor canción por Let It Go, el tema central de la cinta interpetado por Idina Menzel.