1 de mayo de ruptura: UGT y CCOO por separado para protestar contra las políticas erróneas para salir de la crisis

UGT y CCCOO celebran el 1 de mayo por separado en dos manifestaciones: más concurrida la de Comisiones Obreras, la única que terminó en la Plaza Mayor y en el balcón del Ayuntamiento. Comparten lema, "Así no se sale de la crisis", pese a su fractura hoy.

Las dos manifestaciones separadas de CCOO y UGT han sido la imagen de las tradicionales protestas de la Fiesta del Trabajo que han dividido, por primera vez en la historia reciente, a los dos grandes sindicatos de clase. Con el mismo punto de partida, la Gran Vía, donde comparten edificio para sus sedes, salieron separados por la media hora de diferencia de las dos convocatorias que habían hecho. Una ruptura no por anunciada menos sorprendente.

 

Eso se tradujo en dos cabeceras separadas por algo más de 300 metros de distancia entre la cola de la primera, la de UGT (a pesar de que su autorización se dio más tarde), y la cabecera de la segunda, la de CCOO (que salía a las 12 a pesar de haber pedido permiso con anterioridad a la Subdelegación). Al menos, el lema sí era compartido, "Así no se sale de la crisis", crítica a las políticas de empleo, la precariedad y el ataque a los servicios sociales del actual Gobierno.

 

Hubo una importante diferencia en número de asistentes. En el momento de la salida, la manifestación de UGT abarcaba unos 20 metros, mientras que la de CCOO era algo mayor por la presencia de otros colectivos y pancartas. En todo caso, ninguna ha logrado una presencia elevada. Ambas han compartido recorrido, solo que al llegar a la Plaza Mayor, la de UGT se ha concentrado en la plaza Poeta Iglesias y la de CCOO ha formado frente al Ayuntamiento. El secretario provincial de CCOO, Emilio Pérez, ha salido al balcón del Ayuntamiento, donde ha subido la pancarta de cabecera, para dirigirse a los presentes en una intensa alocución en la que ha insistido no solo en la lucha contras las políticas de ajuste y empleo precario, sino también contra situaciones concretas de Salamanca.

 

CCOO subió su pancarta al balcón del Ayuntamiento de Salamanca.

 

Emilio Pérez ha criticado la postura de UGT de querer romper la negociación de convenios impugnando algunos en los que hay acuerdo, en referencia al del metal que es el que ha desencadenado la fractura de este día 1 de mayo. Pero también ha lamentado que se trate de ocultar la situación del empleo y de las prebendas que algunos disfrutan, aludiendo a determinadas "hojas parroquiales" desde las que se trata de engañar a los ciudadanos.

 

La atención ha estado puesta en la composición de las manifestaciones. La de UGT estaba encabezada por la pancarta de cabecera con el lema común que llevaban hoy todas las manifestaciones convocadas en España por los dos sindicatos mayoritarios, pero en el caso de la lona que portaban iba en pequeño y el protagonismo se le daba a otro lema también común, "Las personas son lo primero". A esta se sumaban otras de la federación de mayores o de la juventudes socialistas; en esta iban el secretario provincial del PSOE, Fernando Pablos, y el candidato Enrique Cabero. Entre las lonas que portaba UGT, la pancarta de la polémica, la que la federación del metal exhibió el 1 de marzo en una protesta ante la patronal y que ha generado la fractura entre CCOO y UGT que ha terminado con un 1 de mayo de crisis también en lo sindical.

 

Por detrás, a partir de las 12 del mediodía, la manifestación de CCOO, reforzada por varios colectivos como el de la defensa de la educación pública, una pancarta con representantes de Izquierda Unida, otra del PCE, del colectivo Trece Rosas y también con la presencia de otros grupos como CNT. El recorrido ha sido el mismo, con la diferencia apuntada de que la manifestación de Comisiones Obreras ha tenido un sitio en la Plaza Mayor y ha subido al Ayuntamiento. La jornada ha terminado sin incidentes a pesar del enfrentamiento entre ambas centrales, pero no sin que CCOO haya recriminado a UGT su postura y la rutpura de la unidad sindical.