Tanto monta, monta tanto

Hace mucho, mucho tiempo, escuché por primera vez aquello de 'tanto monta, monta tanto...'. ¿Acaso se ha perdido esto hoy para ciertos aspectos políticos?

Yo  creo que iba en aquel entonces a la escuela de primaria de la señorita Pilar, en esa calle que perdió su nombre por el de Nicolás Salmerón, en pleno barrio de San Andrés, cuando oí por primera vez hablar de los reyes que montaba tanto el uno como el otroEra difícil entenderlo en el aquel entonces cuando no había ni libros ni fichas, pues con la pizarra, el plumier para el borra, una goma de Milán, y el lápiz de anuncio de la carpintería de la esquina, nos sobraba para progresar adecuadamente como dice hoy mi nieta Jara.

 

Era bonita la frase y hoy sesenta y tantos años después la recuerdo, con menos ilusión pues veo que puede haber perdido la fuerza que tuvo. Los dos eran iguales al mismo tiempo, tal vez por el orden de cada uno de sus territorios pues una era de este lado del Moncayo y el otro baturro hasta la médula. Tal vez el ejemplo sirva para poco con el tema que hoy me alarma pero valga de entrada como el prólogo de una novela de asombro.

 

Leo, oigo y veo que una alcaldesa de un cierto Partido ha dicho que no repetirá como candidata a las próximas elecciones de una gran capital como es la de nuestra querida Patria. No me asombra que no repita o no quiera repetir, ella sabrá porqué y vamos a respetar las decisiones personales.

 

Me asombran las reacciones de los que tratan el tema y la cadena sucesoria, no como alcaldesa, que eso depende de los ciudadanos, sino de los que se postulan o mejor dichos los que postulan los demás para ser candidatos. Tres mujeres, hoy y ningún hombre, hoy. Por Dios no tengo nada contra las mujeres sino todo lo contrario pues tuve madre, tengo mujer, hija y cinco nietas y son mi aliento y mi ilusión.

 

Pero mi pregunta es, ¿no hay hombres en ese partido?, por lo menos para hablar de alguno como postulado para ser candidato, aunque sea para “quemarle” como a Juana. ¿Pero es que vamos a borrar de la historia el tanto monta, monta tanto…? Todos conocemos más de uno y más de una para ser buenos candidat@s y por ello me asombra que no se hable de ninguno de ellos.

 

Y si luego tiene que ser una dama, bienvenida sea, pero pongamos en la votación a todos los posibles a no ser que sea el artículo 1003 del estatuto del candidato: que gobiernen las mujeres que lo harán bastante mejor que los que no lo son. Por favor que nadie se ofenda pues todo fue un pensamiento en voz alta pero sólo para mí.

 

En otros sitios es todo al revés; se postula uno sólo y no hay problema y nadie dice ni mus, tal vez en ese lugar municipal solamente se haga “solitarios” Tal vez sea mejor así que haya un@ sol@ y no se molesta nada más que a los señores de la muy digna oposición que nunca supieron ganar y por eso son oposición.

 

PD/ Tal vez sea bueno decir aquello que reseñan los que escriben: toda coincidencia con la realidad es porque así se ha querido que sea.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: