Chema collado original

Vecinos y vecinas

Chema Collados
Blog de Chema Collados. Fevesa. Salamanca

Dignidad también en la muerte

En la pasada semana era presentada en nuestra ciudad por el famoso Doctor Montes del Hospital de Leganés y la Profesora de Derecho Penal de la Universidad, Ana Isabel Pérez Cepeda, la delegación salmantina de la Asociación “Derecho a Morir Dignamente” que ya tiene sedes en prácticamente toda España.
Hoy la legislación española permite el tratamiento con cuidados paliativos para aliviar el sufrimiento de los enfermos terminales, la limitación de los tratamientos que alargan la vida de manera artificial y la sedación y la provocación del coma para evitar el dolor en la última fase de nuestra vida. Sin embargo, tanto la eutanasia, o acelerar la muerte de un paciente terminal para evitar el sufrimiento, como el suicidio asistido, facilitar al enfermo terminal los medios para terminar antes con su vida, están tipificados por el código penal como homicidio piadoso o solidario.

Si desde las asociaciones de vecinos al igual que desde otras entidades siempre se ha defendido el que la persona pueda tener una vida digna, no debe sorprender que también sea defendido que cuando ésta esté acabándose se reivindique una muerte también digna.

Aún así, e independientemente de la posición personal de cada vecino en estos temas, no cabe duda de que es necesario el debate sobre la legislación que nos afecta y que la gente conozca toda la información a la hora de afrontar su muerte. No se tiene porqué defender temas tan importantes como es la eutanasia pero sí debemos ser capaces de informar y debatir este hecho donde alguien altruistamente decide ayudar a otro que conscientemente quiere dejar de vivir.

En realidad, en el fondo de la cuestión está el saber quien es el dueño de nuestra vida ya que si el dueño somos nosotros mismos, nadie parece que tenga que decidir por nosotros si queremos seguir viviendo de una manera que no nos gusta. Ahora bien, en el caso de que desde las autoridades se nos diga que no somos los dueños de nuestra vida, habrá que saber entonces quién es y porqué tiene esa atribución que nadie probablemente le haya dado.

Por otra parte, también debemos exigir a las distintas administraciones dar todo el apoyo y ayuda necesarios para las personas tienen graves problemas de salud. En la mayoría de los casos, estas personas han perdido totalmente su autonomía personal lo que avoca a su familia a vivir por y para ellas impidiéndoles en muchos casos un desarrollo normal de sus vidas. Por ello, es necesaria una mejora de las ayudas, un desarrollo de la Ley de Dependencia lo que hará dejar de sentirse una carga sino una oportunidad de seguir viviendo.

Por último parece necesario dejar claro que el hecho de que se permita acciones como la eutanasia no significa que se tenga la obligación de realizarla sino todo lo contrario, lo que se deja abierto es que el enfermo tenga derecho a decidir, una vez que está totalmente informado, de algo tan privado como es su cuerpo y de cuándo quiere o no quiere morir.


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: