Alberto orfao original

Un salmantino en Brasil

Alberto Orfao
Blog de Alberto Orfao.

¿Y ahora qué?

Han pasado ya dos días desde el uno de julio y sí, lo volvimos a hacer. Por si alguien no se dio cuenta la noche del domingo o no le extrañó ver decenas de camisetas rojas durante el lunes, hemos vuelto a ganar la Eurocopa. La alegría que todos (o muchos, al menos los aficionados al fútbol) queríamos para salir al menos durante unos instantes del hoyo en que llevamos metidos desde pasada la anterior competición europea.
Han pasado cuatro años en los que, futbolísticamente, hemos avanzado décadas, pero en los que también hemos retrocedido en muchos aspectos. El nivel de renta ha bajado, el consumo está por los suelos, la tasa de paro por los aires y de la prima de riesgo, que tantos disgustos nos da semanalmente, mejor ni hablamos.

En este momento uno se pregunta: ¿Habrá servido de algo todo esto? Quiero decir, todo el mundo tiene claro, o al menos eso aprecio desde mi punto de vista, que una alegría como esta puede ayudarnos para sobrellevar las penalidades que se ven venir y que cada vez parecen más cerca. Pero una vez pase este momento temporal de euforia, ¿qué nos espera?

Una viñeta de Forges que no he logrado encontrar de hace unas semanas reflejaba perfectamente este sentimiento. Venía a decir algo así: "espero que lleguemos hasta el final de la Eurocopa, porque como no podamos ver a la selección y tengamos que ver la realidad..."; mientras, a las espaldas del hombre, periódicos con las palabras 'rescate', 'paro', 'crisis', etc.

De momento, al menos tenemos el verano y las vacaciones para ver las cosas con algo de perspectiva y aprovechar el turismo que, al menos aquí en Salamanca, no parece que descienda. La estampa de la Plaza Mayor repleta en cuanto el calor comienza a permitir el movimiento es buena muestra de ello.

Pero volviendo al tema del fútbol y su relación con la política. Cada vez más se habla de la utilización del deporte al estilo del Imperio Romano en sus tiempos de Pan y Circo. El claro ejemplo fue el partido de semifinales de la competición europea. Apenas comenzaba el encuentro cuando el Gobierno decidió presentar nuevas medidas de austeridad, entre ellas la del 'medicamentazo'.

Y, sin tratar de realizar un juicio sobre las medidas, yo me pregunto: ¿Qué dice de un gobierno el hecho de presentar medidas de tanta importancia para la población de esta manera? Porque todos sabemos que, ante un encuentro así, media población española, aproximadamente, no verá esa noche el telediario -lo que no quiere decir que la otra media lo haga-. O lo que es lo mismo, y que cualquiera puede apreciar, "anunciemos ahora las medidas por la puerta de atrás cuando están despistados".

A mí, este tipo de comportamiento me parece de una falta de talante y de respeto por la ciudadanía lamentables y que deberían levantar a la población mucho más que uno, dos, tres o cuatro goles (golazos), pero el fútbol, señores y señoras, tiene más audiencia.

Alberto Órfão
Twitter: @a_orfao

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: