Alberto orfao original

Un salmantino en Brasil

Alberto Orfao
Blog de Alberto Orfao.

Conformistas con lo que hay

El domingo publicaba el diario Público una estadística inquietante. Según la EPA (Encuesta de Población Activa), de los casi 5 millones de parados, un 60% no terminó la Eduación Secundaria Obligatoria. Eso sí, en 2008 este dato aumentaba hasta un 81,6%. ¿Qué quiere decir esta estadística? Pues, a simple vista, que los parados que se unen cada día a la cola del INEM están mejor formados.
Está claro que la burbuja inmobiliaria que se creó en nuestro país generó decenas de miles de empleos, muy bien pagados y que apenas requerían formación. Ante el empleo fácil, muchos jóvenes acudieron a estos sueldos, abandonando sus estudios y despreocupándose por el futuro. Ahora unos pocos, los más atrevidos, vuelven a retomar su formación unos años después.

¿Pero qué pasa con todos aquellos que se han convertido en las generaciones mejor formadas de la historia de España? Pues lo que todos pensamos, que se están yendo a hacer bulto en las colas del paro. Bueno, o eso, o se van a Alemania, a Francia, a Inglaterra, e incluso a Sudamérica.

¿La solución? Esa es la pregunta del millón. Casi once millones de españoles confían en que el Partido Popular la tenga. A pesar de ello, entre personas cercanas conocidas y que han votado a Mariano, se escucha mucho lo de “es que es el mal menor, el mejor de los peores”. Y ya no hablemos de lo que sueltan algunos tratando de justificar eso que llaman “voto útil” para no dejar de votar el blanco o negro (o rojo o azul).

Si hay algo claro es que solucionar el problema del desempleo no se consigue apenas con un voto o un cambio de gobierno. Y ya no hablamos de la crisis, solo hay que ver la inexistente reacción de las bolsas al resultado electoral de Mariano Rajoy.

Hay que cambiar muchas cosas por aquí. Desde la Ley Electoral hasta la concepción del Senado pasando por el mercado laboral o las diputaciones. Pero, ¿a quién le interesa realmente el cambio además de a los ciudadanos? A los políticos, en general, parece que poquito; especialmente cuando están en el poder. Lo más gracioso de todo esto son las medidas tomadas a último de la hora, puñaladas traperas dadas por la espalda, y no hablo de la relación turbulenta entre Gallardón y Aguirre

Indultar banqueros, tomar medidas de seguridad y defensa por lo bajini y sin avisar, reformas de la Constitución por obra y gracia de Merkel y hechas mal y rápido son solo algunas de las cosas que indignan a los ciudadanos. Y mira que es difícil despertar a los españoles, encerrados en esa espiral de conformismo, no se sabe si bueno o malo, que generó la transición.

Parece que tenemos con conformarnos con lo que hay. “Tenemos lo que nos merecemos” dicen algunos; pues yo creo que no, busquemos algo mejor, que seguro que podemos. El lema funcionó con el fútbol, apliquémoslo al resto de nuestras vidas, hombre ya.

Alberto Órfão E Vale Tabernero

Twitter: @a_orfao

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: