Fernando sanchez original

Territorio Pyme

Fernando Sánchez Salinero
Empresas al borde de un ataque de nervios

Los pisos nunca bajan, ser funcionario es para toda la vida, la administración siempre paga€Ś

€œLos barcos están a salvo en el puerto, pero no se hicieron para eso€. John Sedd!Qué tiempos en que éstas y otras afirmaciones nadie las discutía!Hay ya más de una generación que esto le va a sonar a chino, Âżcómo se lo contaremos dentro de unos años?

Cuando una persona decidía pagar por un piso algo que el sentido común decía que no valía, con la certeza de que recuperaría mucho más, sólo porque otro pensaba lo mismo y había unos bancos que jugaban a volver yonquis del crédito a cualquiera que entrara por sus puertas, empujaba la pelota de lo que tenemos sin saberlo.

Pero no vamos a llorar. Es un momento interesante o eso, al menos, me repito.

Hemos vivido con unas afirmaciones que ya no se sostienen. El mes pasado fue el de menos hipotecas desde que se tienen datos estadísticos (1993), los ayuntamientos entran en concurso, en Grecia reducen un 20% las pensiones y aún así no tienen dinero, ni convencen para que se lo dejen, echan a 150.000 funcionarios e ídem, Roche dice que le deja de vender medicinas a Grecia y da un toque a España para que pague€Ś o correrá la misma suerte.

Me imagino la situación, comienzo de la revolución industrial, donde a los artesanos les llegaban noticias de que había empresas que utilizando máquinas movidas por vapor, algo que sólo conocían de verlo salir de sus cazuelas al cocinar, hacían 1000 objetos al día, mientras ellos no sacaban más que uno. El desconcierto tuvo que ser descomunal.

Es como si viviéramos en barcos amarrados a un puerto donde nos proveíamos de todo para vivir y nos hubieran bombardeado el puerto, no quedándonos más remedio que echarnos a navegar en busca de nuevos destinos.

Los líderes, entrenados en estar atracados y ordenar que se pintara el barco, no nos sirven, necesitamos gente que quiera, pueda y sepa navegar. Menos uniforme y menos coche de lujo para pasearse por el puerto y más decisión.

Es verdad que navegar da mareo y, sobre todo, la sensación de no saber qué te vas a encontrar mañana, pero nos adentramos cada vez más en la era de la incertidumbre.

Que nadie piense que dentro de 10 años va a trabajar en la misma empresa donde trabaja hoy, por aventurado que pueda sonar. Muchas desaparecerán, otras serán absorbidas, otras se fusionarán, otras crecerán tanto que no se parecerán en nada a lo de hoy, y todo eso con mucha tecnología de por medio, y con cambios sociales estructurales y radicales.

!Madre mía, qué vértigo!

Algunos querrán seguir recitando sus jaculatorias del siglo XX. La realidad es pertinaz y ahora va desbocada, cuanto más la neguemos más contundentes serán los efectos.

Podríamos hacer un ejercicio de frases muertas que ya no se sostienen, y que hace muy poco eran dogmas de fe.

Por ejemplo: la bolsa a largo plazo siempre sube, los productos chinos son de mala calidad€Ś

ÂżCuál es la tuya?

Fernando Sánchez Salinero

www.utopialeonardo.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: