Fernando sanchez original

Territorio Pyme

Fernando Sánchez Salinero
Empresas al borde de un ataque de nervios

ÂżQué puede enseñar la historia de Nokia a una pyme?

"La multitud no disimula, ni perdona, ni compadece". Diego de Saavedra Fajardo

Nunca me dejará de sorprender el gurú de las pymes. No hace mucho paseaba por un bosque cercano planteándole alguna de mis inquietudes profesionales, cuando me sorprendió con una afirmación:

- Fernando, en este asunto te está entrando el síndrome Nokia.

- ÂżPor qué? ÂżHe perdido cobertura? -pregunté tentándome mis más que incipientes entradas-.

- No €“se rió-. ÂżNo conoces la historia de Nokia? Nos puede enseñar mucho a todos.

- ÂżEn serio?

- Yo te voy diciendo cosas y tú tratas de sacar conclusiones, Âżde acuerdo?

- Te veo optimista €“le repuse-.

- Ya veremos. Nokia es una empresa ubicada en Finlandia. Tu turno.

- País pequeño, periférico, sin muchos recursos aparentemente, sin gran tradición industrial, con duras condiciones ambientales€Ś

- Muy bien. Parte de una situación y entorno complicado, nada favorabes. Nació en 1864 y se dedicaba a la pasta de papel, donde llegó a tener un gran reconocimiento internacional. Tu turno.

- Si haces las cosas bien, puedes hacerte un hueco en el mercado, aún viniendo de un lugar humilde.

- Bien. Hasta tal punto adquirió fama de calidad, que todo lo que se vendía bajo esa marca multiplicaba su desarrollo. Probablemente fue el primer caso de Branding de la historia. Tu turno.

- El prestigio vende.

- Ok. Cambió de rumbo y se dedicó a fabricar botas de goma, e incluso cables eléctricos -me miró invitándome a hablar-.

- Se supo adaptar a nuevos escenarios cuando cambiaron las cosas, dando giros muy acentuados.

- Para hacerte el llorica€Ś lo estás haciendo bastante bien -se burló de mis primeras quejas y excusas-.

- Son muchos años de conocerte -le devolví con retranca-.

- Cuando comenzó la telefonía móvil se lanzó al mercado frente a un monstruo como Motorola y apostó por la tecnología GSM, pasando a todos por encima.

- La innovación y la anticipación hacen cambiar las situaciones de dominio de mercado.

- Bastante bien -volvió a reír-. Cuando todo iba muy bien, se negó a sacar los teléfonos de tapita, también conocidos como de concha, optando por no complicar inútilmente los diseños y se la pegó. Perdió mucho dinero y cuota de mercado.

- Si el mercado quiere algo, da lo mismo que seas el líder, si no se lo das, te vuelve la espalda.

- Después de perder dinero, aceptaron que el mercado manda y los sacaron.

- La vida siempre te da una segunda oportunidad de hacer las cosas bien; no la desaproveches.

- Leches, Fernando, te veo entonado.

- Se hace lo que se puede ;-)

- Llegaron a vender el 35% de los móviles del mundo.

- El límite de hacer las cosas bien puede ser altísimo y sorprendente.

- Aparecieron los Smart Phones (teléfonos inteligentes) y Nokia no apostó por ellos.

- !Otra vez! -protesté enfadado-.

- Efectivamente. Las ventas han caído más del 50% y su valor en bolsa el 75%. Es casi un milagro que se salve. Busca alianzas con Microsoft y otras alternativas para entrar en una carrera en la que ya sale tarde.

- La vida te da una segunda oportunidad, pero también castiga duramente el orgullo, la vanidad y la cobardía.

- ÂżTe parece que esto tiene alguna aplicación para las pymes con las que te mueves?

- Déjame repasar. Se puede hacer negocio en lugares y condiciones difíciles; si trabajas bien te abres un hueco; hay que renunciar a los negocios tradicionales para descubrir las nuevas oportunidades; el éxito nos vuelve engreídos y nos lleva a despreciar las necesidades del mercado y creernos que nosotros podemos poner las normas; si seguimos ofreciendo lo que la gente ya conoce y no quiere, cuando llega la competencia, nos barre del mapa; y que las cosas ocurren cada vez más rápido y el margen de maniobra es más escaso.

- Me gustan tus resúmenes, Fernando.

- Gracias. Una última cosa, entonces lo del síndrome de Nokia, Âżcómo se cura?

- Humildad, Fernando, escucha atento al mercado, renuncia a imponer tu criterio y apuesta por la innovación continua y aprender las nuevas formas de trabajar.

- Pero eso cuesta mucho esfuerzo.

- Más cuesta tener que cerrar por no querer cambiar ;-)


Fernando Sánchez Salinero

www.utopialeonardo.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: