Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

Hora de apretarse el cinturón

Y además esta vez de manera literal. Porque esto no va de crisis ni de economía, sino de ese largo trozo de cuero llamado cinturón. Esta vez no escuchamos a nuestros mayores que sólo lo ven como útil sujeción de sus pantalones o faldas. En esta ocasión nos arriesgamos y jugamos a ponerlo de al menos 5 formas distintas. Fácil Âżno?

Atrás muy atrás quedaron los tiempos de tener 2 cinturones para todo, uno negro, uno marrón y ale. La vida ahora nos exige apretarnos el ídem teniendo múltiples de ellos. Qué ironía. Bueno, que me lío yo sola. Por supuesto que sí, queridos lector y lectora, claro que aún nos sigue sirviendo para que no se nos caiga la ropa, pero hay que fijarse en la calle. Viendo las apreturas y €˜embutimientos€™ que pasean por ahí, no creo que el cinturón sea precisamente para sujetar. Es un mero adorno.

Maneras 2011 de llevarlo como tal:

  • Sobre un vestido de tu talla, quizá un poco largo, sólo quizá. Porque igual lo que quieres es alegrar la vista al personal enseñando cacha. Perfecto. Cinturón a la cadera, un poquito de €˜ablusone€™ superior y viola. Manera uno completada con éxito. También válida para llevar camisas por fuera o camisetas un poco largas.
  • A modo de fajín. Que no faja, que queda muy de gorda. Un vestido más bien prieto, soso y tirando a rancio. Pues he aquí que las Geishas vienen en nuestra ayuda con esos obi que les marcan cinturita. Queda bien, pero ojo, no te pases o el culo saldrá disparado hacia fuera. Esta manera te sirve sobre gabardinas entalladas y camisas de algodón. Ole con ole.
  • En la cintura. !Ah, qué de ahí viene su nombre! Pues eso, no será original si se usa por dentro de las trabillas y sirve para sujetar. En ese caso que presento sirve de ornamento para una falda alta, para destacar la cintura...Vamos, que te lo pones sobre lo que sea, falda, bermuda, vaquero, vestido y más bonita que ninguna.
  • Bajo el pecho. Vaya por delante que yo no soy nada fan de esta modalidad. Me parece una innecesaria bandeja para presentar el pecho. Pero tiene adeptas, y si no, fijaos en las calles (otra vez). Si se está tirando a poco voluptuosa o se es muy atrevida, pues te pones el cinto debajo del pecho si llevas camisetas de tirantes, vestidos sueltos€ŚTú misma.
  • La otoñal. Sé que alguien querrá apedreame por haceros pensar en esto con la chicharra que está cayendo en esta tierra charra (mira qué pareado). Pero la opción existe, queda medio mona y le da una gracia a las aburridas chaquetas. A mi me gusta sobre cortas más que sobre largas y alguna vez lo he intentado con americana. No queda mal. Probad, probad.


Hora de despedirse, que esto de apretarse el cinturón debería aplicármelo y apretarme el número de caracteres por post. Feliz comienzo de agosto y !a disfrutar de las apreturas!

Besos,
Miss P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: