Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Paciencia y será grande

Siempre he creído que para que las cosas buenas lleguen a buen puerto se debe tener paciencia; que el talento se debe desarrollar poco a poco, nada hay que forzar, mucho hay que esperar. Al menos éso creo yo. Todo lo que tenga que ser, será.
El año pasado se subió a Carlos de la Nava al primer equipo. Sin haber jugado apenas con el Salmantino –se encontraba en el DH-, llegó y besó el santo ya que disfrutó de un puesto titular. El talento que posee era visible, pero creo que se le encargó un papel demasiado importante y decisivo para su ‘inmadurez’ ya que solo tiene 18 años. Con esa edad no puede ser el ‘peso pesado’ del equipo porque aun se está formando como futbolista, aun no se le puede considerar como tal.

No quiero que nadie me malinterprete, repito que De la Nava posee mucho talento, pero aun lo está descubriendo, entrenando y desarrollando y provocar que el desarrollo se realice rápidamente no es bueno para el futbolista.

Muchos grandes jugadores se han quedado por el camino por este motivo. En el Fútbol Club Barcelona sucedió lo mismo con Bojan, se le encargó una tarea decisiva que a él no le correspondía y luego le exigían algo que no podían, puesto que detuvieron su crecimiento futbolístico. Y con todo mi respeto, cariño y admiración, no creo que Bojan llegue a ser un futbolista ‘de alto nivel’ y no porque no tenga talento, que lo tiene, sino por lo que hicieron con él. Por este motivo, creo que debemos ser cautos con De la Nava, enmendar los errores que se cometieron con él el año pasado y dejar que crezca paulatinamente. Y, entonces, podremos disfrutar de un grandísimo JUGADOR y podremos presumir también de que es ‘made in Unión Deportiva Salamanca’.

Ahora mismo De la Nava está lejos de lo que puede llegar a ser. En mi opinión, es por la presión a la que se sintió y se siente sometido… Por eso no le presionemos más, repito: dejémosle crecer y será ese chico talentoso convertido en JUGADOR de fútbol con la cierta madurez que el terreno de juego exige.

Permitidme la ‘confianza’ al deciros: “paciencia, pequeños saltamontes”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: