Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

En las buenas y en las malas

El éxito siempre tiene dos caras. La buena: el momento que vives es de una felicidad casi inexplicable. La mala: te rodeas de gente, pero no toda es legal y, sobre todo, leal. Algunos de ellos son simples extraños que pasan por el sitio justo y en el momento idóneo y así lo aprovechan. Son fáciles de detectar… Cuando el barco empieza a tambalearse huyen despavoridos por si acaso se hunde. Esto es lo que pasa con el Club Deportivo Guijuelo.

La pasada temporada fue prácticamente una fiesta continua… Con mucho esfuerzo, eso sí, pero al fin y al cabo una fiesta constante: buen juego, buenos resultados, la disputa de unos Play Off… Un sueño hecho realidad para el Guiju. Esta temporada tampoco va nada mal, pero las piezas del puzzle han cambiado y hay que recomponerlo poco a poco. Pese a eso, siguen dando motivos para confiar. Sin embargo, siempre aparecen en estos momentos las personas de las que hablaba antes. Bien en forma de silbidos o dejando el sitio del campo vacío… que, para el caso, lo mismo es.

 

El otro día, el propio capitán, Jony, tras conseguir la victoria en casa tuiteaba esto: “Contento por la victoria y por el gol. Triste porque alguno con los pitos no valore el trabajo y lo conseguido”. Y amén. Algunos se olvidan de todo lo que este equipo ya ha conseguido y de que no es fácil de repetir… Pero a pesar de que no es sencillo, lo intentan con trabajo, lucha y sacrificio. Hasta la semana pasada era el único equipo de Segunda B que había conseguido cuatro victorias de cuatro partidos… ¿Y pitan? Definitivamente, algunos no sé si se confunden de deporte, de categoría, de campo o directamente en todo.

 

Ahora, tras el varapalo sufrido en Oviedo toca recomponerse. Resurgir. Volver a creer en ellos mismos. Recordar que “querer es poder” y que ellos quieren y pueden. Nunca se rinden. Y tienen en sus manos la posibilidad de alcanzar prácticamente todo aquello que se propongan... Siempre y cuando el árbitro de turno no haga de obstáculo constante, claro.

 

Hay una frase o cántico, como lo quieran llamar, que la afición sportinguista le dedicaba al que es, sin duda, uno de los mejores delanteros de la historia, Enrique Castro ‘Quini’: “¡Ahora, Quina, ahora!”. A mí personalmente me encanta. Creo que en pocas palabras se dice todo lo que se ha decir, así que… ¡AHORA, GUIJU, AHORA!

 

Eso sí, cabe hacer un recordatorio a todos aquellos que dudan cuando el barco se tambalea (que se tambaleará porque la Liga es muy larga y siempre hay momentos buenos y malos): o se está o no se está. Las medias tintas no son buenas para nadie… Por ello recomiendo que quien crea en este equipo, en estos futbolistas que hacen soñar a Guijuelo y gran parte de Salamanca, se suban al barco y no se bajen nunca… Al menos hasta que acabe la temporada. Porque ganen o pierdan, de lo que no cabe duda es que son unos auténticos fenómenos y unos apasionados del fútbol porque no todos los equipos miman el juego en una categoría como Segunda B. Ellos lo hacen. Aunque solo sea por eso, independientemente del resultado, merecen todo el apoyo y el reconocimiento posible.

 

Hay una canción que se llama “Once jinetes” y dice así: “espíritu guerrero, fuerza de gladiador”. Describe a la perfección a todos los futbolistas que forman la plantilla del Club Deportivo Guijuelo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: