Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Allá donde vayas te seguiré

El pasado fin de semana tuve la suerte, el placer y la ocasión de ver al equipo jugar en Fuenlabrada. La afición unionista se hizo notar, todos llegamos con la ilusión de siempre para cosechar una nueva victoria, pero aparecieron los antagonistas habituales: el conjunto arbitral.
Los dos primeros goles del conjunto local, totalmente ilegales. Igor de Souza empató el encuentro antes de llegar al descanso y en el segundo tiempo el Fuenlabrada anotó el tercero gracias a un error defensivo importante.

Desde el primer momento, la afición unionista y el portero local se llevaron como el perro y el gato. Y el cancerbero madrileño no tuvo otra idea que dedicar a los salmantinos un corte de mangas cuando su equipo anotó el tercer gol. Pero el fútbol guardaba una pizca de suerte para la Unión, que merecía la victoria claramente y que desplegó un fútbol bastante bueno: Zubiaurre logró el empate. Creo que estábamos todos esperando ese momento para ‘devolverle’ el gesto al portero.

Cabe destacar el comportamiento de la afición que pese a que el conjunto arbitral estaba empeñado en desfavorecer a los charros, la afición con más impotencia que ilusión de victoria continuó animando y gracias a ello, la Unión salió adelante. Se podría decir que equipo y afición se unieron más que nunca.

Con la experiencia del pasado domingo y con la confirmación de vida al menos hasta junio, dan ganas de recorrer cada punto de la geografía que el equipo deba visitar. Como bien ha dicho Pablo de Lucas: “empieza otra temporada”.

Rectificar es de sabios y reconozco que en un primer momento yo no confiaba en el entrenador ni en las nuevas incorporaciones, pero con el paso de las jornadas me dan motivos para creer en ellos. Paso a paso se pueden conseguir grandes hazañas.

Ahora y siempre: ¡HALA UNIÓN!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: